Examen de sexto grado segundo bimestre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 14 (3489 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 13 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EXAMEN DE ESPAÑOL
SEGUNDO BIMESTRE
6º GRADO

I. INSTRUCCIONES: Lee con atención el siguiente texto |
El misterioso lápiz negro (Adaptación)
Eran las 12 del día, el sol alumbraba en todo su esplendor la vieja y amplia hacienda de la época colonial. Bryan y Giovanni se habían separado del grupo esa mañana en que los alumnos de sexto fueron de campamento como parte de sus actividades deeducación física.
─ ¿Por qué no vamos a ver qué hay detrás de esa pared de adobe? ─dijo Giovanni a Bryan.
─ ¡Claro! ─contestó Bryan, ─al fin que el maestro Jesús ni cuenta se dará porque va hasta adelante de los niños─
Los dos amigos apresuraron el paso y se internaron entre un caminito rodeado de platanares, rosales y altos magueyes que mostraban sus afiladas hojas semejando enormes puntasde flecha. Avanzaban unos metros y se detenían para mirar si alguien los seguía. Atravesaron un terreno donde comían pasto unas 6 u 8 vacas. Después pasaron bajo las ramas de un guayabal, Bryan tomó una piedra y la lanzó al frutal para tirar alguna guayaba. No le atinó a ninguna, pero en ese momento escucharon el aleteo y el ulular de una lechuza que permanecía en su nido. Giovanni sintió unescalofrío, era un sonido extraño que le puso la carne de gallina y corrió sin parar.
─ ¡Espérate!, ¿no ves que sólo es una lechuza? ─le gritó Bryan.
─Mejor nos regresamos, ¡ya me dio miedo, Bryan! Bryan me hace caso en todo, pero también sabe imponerse, él es valiente y osado.
─ ¡No seas miedoso, vamos, ya falta poco!
─ Está bien, pero ya nos alejamos mucho y ¡tengo miedo!, ─aclaró Giovanni.Bryan tomó del hombro a su amigo y prosiguieron su camino. Llegaron a los restos de una habitación hecha de adobe, pasaron el umbral de la puerta y vieron que en el interior había pedazos de polines, sillas de madera apolillada a las que les faltaba el respaldo, una, dos, tres o las cuatro patas. En un rincón, el más oscuro del cuarto, se encontraban acomodadas las tejas de barro que alguna vezprotegieron a la habitación del sol, la lluvia, el frío y el viento. Al voltear la cabeza, Giovanni notó que entre unos polvorientos leños subía un pequeño brillo. Se agachó cautelosamente, movió los leños y descubrió un lápiz negro, con letras doradas, goma azul y el arillo plateado. Lo más increíble era que el lápiz estaba lustroso, limpio, como si alguien lo hubiera sacado en ese instante de suempaque.
─ ¡Qué lápiz tan raro! ─, Dijo Bryan al mismo tiempo que lo recogía y, extrañamente, el lápiz se le escapó de la mano y después de dar unos giros, fue a pararse en la espalda de Giovanni en la que escribió: “Los dos morirán por haber profanado este lugar”. Los amigos se miraron atónitos y sintieron cómo sus ojos se hacían más grandes como pretendiendo salir, y por más que abrían laboca, no podían articular ninguna palabra, ni mover un solo músculo del cuerpo. Mientras tanto, el lápiz se movía en el aire con movimientos zigzagueantes, amenazadores, pasaba cerca de la cara de los niños, subía, bajaba y parecía que la punta se les iba a enterrar en los ojos, en las orejas, en el ombligo.
Por fin se detuvo solo para escribir en el piso: “¡Salgan porque estas paredes se van aderrumbar!”. En ese instante sintieron que les habían lanzado una cubeta de agua helada y al fin pudieron moverse. Saltaron como venados perseguidos por el tigre entre los escombros y llegaron jadeando hasta el amplio y fresco corredor de la hacienda donde estaban sus compañeros de Escuela.
─ ¿Dónde andaban? ─preguntó el maestro─ hace como 15 minutos que los estamos buscando.
Bryan estaba pálido ycon señas pidió a Karina una botella de agua que bebió de un solo sorbo. Al fin pudo hablar y les contó lo que les había ocurrido. Todos escuchaban atentos el fantástico relato que contaba Bryan y era complementado por Giovanni.
Al ver que los alumnos se asustaban, el maestro les dijo que eso no era cierto, que era producto de su imaginación y que mejor se fueran a la alberca porque estaba...
tracking img