Extremoduro y sociedad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 76 (18890 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 26 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Extremoduro y Sociedad: la música aportando palabras al sentido de nuestra existencia (I).
por Ana M. González *Ramos** *1

PARTE I. PREFACIO
Capítulo 1: Posibles tensiones mantenidas con el objeto de estudio:
la banda y yo.
Me ocurrió que en su momento no me gustaban. Me parecían un nuevo fenómeno social creado por la mercadotecnia, sus letras y estilo musical me resultabananodinos. Me enfurecían incluso, no entendía cómo podían ser tan idolatrados por algunos de mis mejores amigos.
Así que, la primera pregunta no surgió de un interés específico por conocerles, sino por la curiosidad generada por el hecho, incomprensible para mí, de que personas provenientes de "realidades" distintas, al menos, aparentemente impermeables entre sí, tuvieran en común su pasión por estegrupo musical. ¿Cómo era posible que "niños bien" con jersey de cuello redondo y camisa debajo, eso sí, todo vestido con colores oscuros, se sintieran tan atrapados por sus ritmos frenéticos como los portadores de chupa de cuero, rockeros, macarras, punkis, insumisos, drogatas, encarcelados...? ¡Y no todos, necesariamente, tenían que comprender al resto de las tribus o ser partícipe de sus viciosy virtudes!.
En fin, yo me extrañaba de que una fauna tan variada estuviera seducida por una banda que a mí nada me decía. Para mí, el hecho de que gustara a tan dispares caracteres y tribus tan diferentes, confirmaba mi hipótesis: si servía tanto para unos como para otros, en realidad no podía ser más que un envoltorio bien apretado con metáforas simples pero resultonas, sin nada en elcentro, hueco en su interior ¿qué grupo iba a poder calar en unos fans tan variopintos?
Pero, como afortunadamente todo cambia... No sé si a mejor o a peor, aunque me suelo situar entre quienes consideran cualquier ocasión que la vida nos proporciona bajo el efecto _panta _rei, en general como positivo, a pesar incluso de que las apariencias inmediatas parezcan indicar lo contrario. Así es que, digo,finalmente, se produjo en mí la regerenación de las cosas viejas, ley de vida se dice, y el resultado fue un tanto inesperado.
Yo no diría que ahora me guste el grupo, más bien, que a veces, para sentirme viva, tengo que una necesidad imperiosa de escuchar ese tipo de sonidos que grupos como ellos producen, y, por tanto, por definirlo de alguna manera, he llegado a entender su lenguaje, hedescubierto el significado de su mensaje y creo haberme integrado entre esa marea de públicos que les admiran, más o menos intensamente. ¡Ví la luz!. Pero no por otra razón sino, precisamente, por el regusto que me dejaron tras poder entrever lo que verdaderamente reflejan para todo esos jóvenes. Esa es la razón por la que ahora me fascinan, exactamente por las mismas cosas que antes no entendía deellos, por eso mi admiración, porque preguntándome por su importancia para los otros, he conseguido entender otro buen trozo de esta sociedad en la que vivimos. Y, por este motivo, mi mente se ha valido de argumentos para redimir a la banda, a pesar de seguir siendo la misma cosa que antes aborrecía.
Todo ocurrió por causa de aquellos que estaban tan cerca de mí y eran tan entusiastasprecisamente de este grupo, de sus canciones, de su música incluso, muy a mi pesar. Ellos me aturdían con sus músicas y con los ruidos explosivos de sus canciones, murmuraban sus letras como si fueran lemas de sus vidas, convencidos de su verdad. ¿Por qué razón?. Casi sin terminar de haberme hecho la pregunta, ella misma me devolvió con un eco, un avance de su respuesta: proporcionaba elementos deidentificación precisos que se convertían para los oyentes, en sentidos compresivos de sus propias vidas. Por eso, esos rockeros que en algún caso no tenían nada que ver con su audiencia, se volvían sus ídolos, representaciones de una época desalmada que no proporciona ningún sentido para nadie, al menos, si nos referimos a esos "grandes-principios" que en otras épocas, fueron límites y armas de rebelión...
tracking img