Fábulas de bequer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1101 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
 

Al mirar tus ojos no sé si estoy en el cielo o ahogándome en el mar.

“Los ojos verdes”, es una de las mas conocidas y aclamadas leyendas de Gustavo Adolfo Béquer, ésta nos muestra un ambiente fantástico y sobrenatural donde se destaca la armoniosa musicalidad prosaica.
Las descripciones y metáforas completan la estética de esta leyenda, párrafos van siendo hilados por medio de comas,pero esto no le hace perder el ritmo, las formas sonoras son muy estéticas.

“Aquellas gotas, que al desprenderse brillan como puntos de oro y suenan como las notas de un instrumento, se reúnen entre los céspedes, y, susurrando, susurrando, con un ruido semejante al de las abejas que zumban en torno de las flores, se alejan por entre las arenas, y forman un cauce, y luchan con los obstáculos quese oponen a su camino, y se repliegan sobre sí mismas, y saltan, y huyen, y corren, unas veces con risa, otras con suspiros, hasta caer en un lago. En el lago caen con un rumor indescriptible. Lamentos, palabras, nombres, cantares, yo no sé lo que he oído en aquel rumor cuando me he sentado solo y febril sobre el peñasco a cuyos pies saltan las aguas de la fuente misteriosa para estancarse en unabalsa profunda, cuya inmóvil superficie apenas riza el viento de la tarde.”
El prototipo clásico de leyenda es bastante distinto al estilo de Bequer, quien le da mucha fuerza a la narración, embelese el ambiente y lo que ocurre ahí, por otro lado, desde el íncipit el autor nos da por entendido lo ficticio del relato pues surge del vuelo de su pluma.

“Hace mucho tiempo que tenía ganas deescribir cualquier cosa con este título.”
Hoy, que se me ha presentado ocasión, lo he puesto con letras grandes en la primera cuartilla de papel, y luego he dejado a capricho volar la pluma.”

A pesar de lo ya mencionado la narración es extremadamente verosímil, nos da un lugar preciso, un bosque cavernoso en “Las cuencas del Moncayo”, donde tres caballeros con caballos y perros se dirigieron acazar.
El protagonista Fernando de Argensola hiere a un siervo que se hecha a correr y se adentra en lo tortuoso del bosque, al tratar de seguirlo Fernando es advertido por Íñigo y El mayor de los marqueses de Almenar de que desista y así el marqués toma la estafeta en la narración y cuenta al decidido Fernando lo que el mismo al parecer vio.
Al ocultarse el sol, en un rocoso perímetro que estácerca de un lago se aparece un demonio de ojos esmeralda es lo que cuenta, Íñigo da certeza al la historia ya dicha, sus padres le advirtieron nunca acercarse a aquellas tierras.
Las historias de los dos personajes son muy probables, los dos están aterrados, están consientes de que se trata de algo fuera de este mundo. Uno incluso está llorando.
Están entre la locura y la verdad, lo que El mayorcuenta es tan espantoso que incluso duda un poco si habrá sido realidad o un sueño.

“Cuando, al despuntar la mañana, me veías tomar la ballesta y dirigirme al monte, no era nunca para perderme entre sus matorrales en pos de la caza, no; iba a sentarme al borde de la fuente, a buscar en sus ondas... no sé qué, ¡una locura! El día en que salté sobre ella con mi Relámpago creí haber visto brillar ensu fondo una cosa extraña..., muy extraña...: los ojos de una mujer.
Por último, una tarde... yo me creí juguete de un sueño...; pero no, es verdad;”.
Y así, a pesar de las advertencias, Fernando se dirige al lugar bravíamente al lugar exclamando: “¡Cúmplase la voluntad del cielo!”.
Esta cayendo la noche y efectivamente como lo habían descrito, aparece una hermosa mujer de tez blanca, rubioscabellos y ojos verdes.
Fernando queda anonadado y le jura que la ama, no le importa si es buena o mala, demonio o ángel, queda fascinado de este espectro.
Se hace presente el tema del “poder de seducción” que solo una mujer puede lograr, tema recurrente que evoca al mito de las sirenas, que con sus cantos encantaban a los hombres para después devorarlos.
Es de sapiencia popular que los...
tracking img