"Filosofía oculta", vol. iii, de cornelio agrippa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 185 (46121 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Li b r o III

LA M A G I A CEREMONIAL

Capítulo 1 NECESIDAD, VIRTUD Y UTILIDAD DE LA RELIGION

Es hοrα de ocuparnos de objetos más elevados, y de fijar nuestro espíritu en la parte de la Magia que nos enseña a investigar y conocer las leyes de las Religiones, y cómo debemos aprender lα verdad a través de la religión divina, y segúh las ceremonias religiosas formar y ejercitar nuestroespíritu y pensamiento, mediante el cual podemos únicamente comprender la verdad, pues todos los magos juzgan que si el espíritu y el pensamiento no se hallan en buen estado, el cuerpo no puede existir allí; que el hombre está verdaderamente sano cuando alma y cuerpo están tan bien unidos y acordes que las fuerzas del espíritu v del pensamiento no son inferiores a las del cuerpo. Según la opinión deHermes no podemos tener esa firmeza y vigor espirituales sino a través de la pureza de vida, de la piedad y de la religión divina, pues la santidad de la religión purifica el pensamiento y lo diviniza. La religión llega incluso en auxilio de la naturaleza, fortifica sus fuerzas como la medicina fortalece la salud corporal, tal como el labrador aumenta la fertilidad de la tierra. Los demonios malignosengañan muy a menudo a quienes descuidan la religión y sólo se apegan a la naturaleza; en el conocimiento de la religíón se halla menosprecio y remedio contra los vicios y protección contra los demonios del mal. En fin, nada es más agradable ni mejor recibido ante Dios que el hombre perfectamente piadoso y religioso; está tan por encima de los demás hombres como los dioses inmortales lo están porencima de él. Debemos, pues, después de prepararnos bien mediante una buena vida, entregarnos a la piedad divina y a la religión, y en ese estado, en un aquietamiento de todos los sentidos y una tranquilidad de espíritu, recibir esa divina ambrosía, ese néctar divino, néctar, digo, que el profeta Zacarías llama vino que hace germinar vírgenes, alabando y adorando al Baco elevado por sobre loscielos, el soberano de los dioses, el rey del sacerdocio, el autor de la regeneración, celebrado por los antiguos poetas bajo el título de nacido dos veces, de quien recibimos los influjos tan divinos en nuestros corazones.

Capítulo 11 EL SILENCIO Y LA OCULTACIOΝ DE LAS COSAS QUE SOΝ MISTERIOS Y SECRETOS EN LA RELIGION

Quienquiera desee entregarse a esta ciencia, deberá guardar bajo religiososilencio en el fondo del corazón, como Secreto de religión, doctrina tan sagrada, ocultándola con constancia inquebrantable, que impida hablar de ella. Pues como dice Mercurio, ello implica ofender la religión, al dar en confidencia al pensamiento irreligioso de lα multitud un tema tan lleno de majestad divina; y el divino Platón prohibió publicar entre el pueblo el sacramento y los secretos de losmisterios; Pitágoras, de modo parecido, y también Porfirio, obligaban a sus discípulos al secreto de religión; asimismo, Orfeo exigía, de aquellos a quienes iniciaba en las ceremonias de las cosas sagradas, el juramento del silencio, para impedir que los secretos de la religión llegasen a oídos profanos; es por ello que, en su himno del verbo sagrado, canta: Amigos de la virtud, os' exhorto aescuchar tan sólo mis palabras y esforzar vuestros espírιtus; al contrario, quienes desdeñáis las leyes sagradas, retirάos de aquí prontamente; retirάos lejos de aquí, desdichados; ¡idos bien lejos, profanos! Vos, mι querido Museo, que os apegáis a la contemplación de las cosas divinas, y que las custodiáis en el fondo de vuestro corazón, recoged mis palabras, y observando con ojos sagrados,conservadlas en vuestra memoria. En tal sentido, no miréis sino al gran autor del mundo, la única alma inmortal que os enseñamos tal como es en el presente sermón. Y también en Virgilio, al hablar de la Sibila, hallamos estas palabras, a la llegada de la diosa: ¡Lejos de aquí, lejos de aquí, profanos, grita el augurio; salid de nuestro bosque sagrado! Es por ello que sólo eran recibidos los iniciados...
tracking img