Filosofia zen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (603 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 28 de agosto de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Resumen

Uno de los subterfugios para que los pintores del barroco se libraran de tener que enfrentar un proceso por realizar "pinturas deshonestas, era plasmar algunas Venus pudendas y hacerlaspasar por lánguidas y devotas imágenes de Santa María Magdalena.
Si bien han sido frecuentes las imágenes que representaban a la Magdalena con estragos de la vida eremítica, macerada su carne por loscastigos y privaciones, también han sido muy socorridas las obras, sobre todo italianas y francesas, que se complacían en pintarla voluptuosa, enjoyada y envuelta en finos y elegantes ropajes.Cabria señalar la condena de los teólogos y tratadistas postridentinos a las imágenes que explotaban la vena erótica del tema -cuando la santa era una pecadora "entregada a los siete demonios"-, y laexhortación a los pintores para concentrarse en los pasajes que destacaban su carácter penitente. Pese a ello, parece ser que el atractivo que significaba plasmar la figura de la pecadora continuóhasta el siglo XVIII destacando las partes que se consideraban de mayor provocación sicalíptica: hombros, espalda, pantorrillas y pies descubiertos.
. La Magdalena no sólo llamaba la atenciónpor su mudable conducta entre el pecado de la carne y la santidad, obra de una conversión divina, sino por el carácter legendario y fabuloso que los escritos apócrifos y la leyenda áurea fuerontejiendo a su alrededor.
Todo, además, muy a tono con el realismo contrastado del arte barroco del siglo XVII, que fue ciertamente la época de mayor auge de esta iconografía tan penitencial como amorosa.Su triple identidad como la mujer pecadora, perdonada y defendida por el Mesías, la María de Betania alabada por él mismo (la hermana de Marta y Lázaro) y la María que enjugó y perfumó los piesde Jesús en casa de Simón, y que la Iglesia romana ha reconocido en una sola que finalmente abrazó la cruz en el Calvario, potenciaron el gran empaque dramático de este personaje. Pero, sobre...
tracking img