Folklore para la escuela, felix coluccio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 123 (30672 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
FÉLIX COLUCCIO

FOLKLORE PARA LA ESCUELA
2da. Edición

Con la colaboración de: Amalia Mercedes C. de Pozzi

PALABRAS PREVIAS Este libro tiene como destinatarios a los docentes que se interesan por cubrir la deficiencia de su preparación académica que soslayó, por lo menos hasta hoy, en casi todo el país, lo referente a nuestro folklore, es decir, las propias raíces. La sucesión de cursosen los que hemos estado presentes permanentemente, dictados en distintas ciudades argentinas, nos han demostrado con claridad el interés de los educadores por todo lo vinculado con nuestro acervo tradicional, dándonos la dimensión aproximada de la falencia precedentemente señalada, y aunque algo se ha avanzado, es tan poco, que entra en el campo de lo anecdótico. Sabemos que no hay congreso,simposio, jornadas, etc. que no terminen su labor recomendando la incorporación del folklore en el curriculum primario y secundario, algunas veces como una asignatura más, otras dosificado en asignaturas y áreas. Para incorporar el folklore como asignatura, plantea entre otros problemas el del potencial humano, capacitado y eficiente, que debería tener a su " cargo la docencia. Y aunque se puede contarcon profesores egresados de la Escuela Nacional de Danzas con especialidad en Folklore y Danzas Folklóricas, antropólogos con especialización en Folklore, etc. y que constituyen en buena medida y por imperio de las diferentes políticas educacionales, mano de obra ociosa y/o proletaria, son, dentro de una programática general y totalizadora como se pretende, insuficientes. Será por lo tanto mássensato y práctico buscar solución al problema a través de cursos o seminarios masivos, lo cual no deja de tener sus dificultades. O bien comenzar ya mismo a capacitar a los futuros docentes que concurren a los profesorados elementales, por lo menos, habida cuenta que la labor sistemática siempre es más recomendable que la libre, en la que sólo se requiere un porcentaje de asistencia y alguna vezuna evaluación por lo común no tan seria como sería de desear. Por otra parte, conviene dejar establecido que esa capacitación no ha de referirse exclusivamente a danzas y canto. Ello, si bien es cierto es valioso, no lo es todo, como lo señalan las distintas recomendaciones hechas en el país y en el exterior, que piden una enseñanza integral del folklore, tanto para una primera etapa —escuelaprimaria— y otras posteriores —secundaria y terciaria. Así sí es posible pensar que la escuela seriamente puede cumplir con una misión de tanta trascendencia como la que desde hace decenios se le está pidiendo. Somos un país con fuertes asentamientos inmigratorios, careciendo por lo tanto de la unidad que caracteriza a otros países de América, con gran parte de la población indígena o negra —Méjico,Perú, Brasil, etc.— y que defienden a través de la educación y planes culturales, la inmensa riqueza de su pasado, sin desmedro de seguir avanzando en los campos de la ciencia o de la tecnología —sin llegar a ser esclavos de ésta en su mayor parte— estableciendo pautas que no podemos menos que señalar como algo positivo y concreto. Esperamos que los responsables de la educación y la cultura nacionalcomprendan que ha llegado la hora de tomar las decisiones que corresponden a sus áreas en lo que respecta al fortalecimiento de la identidad nacional. Si así no lo hicieran, hay treinta millones de argentinos que se lo demandarán y quedaremos deslucidos ante la mayor parte de los países latinoamericanos que han reaccionado en buena medida contra la alevosa masificación cultural que les hanquerido imponer. Seguir indiferente ante la avalancha de chupetes electrónicos ideados especialmente para pueblos subdesarrollados, con los que se ha inundado el país desde hace ya bastante tiempo; permanecer indiferente ante la corrosión que significan no ya sólo para la cultura tradicional sino para la cultura en general la importación de todo lo negativo en el cine, la televisión, los videos...
tracking img