Formación docente y riesgo social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5040 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Formación docente y riesgo social: La pobreza en el/del discurso pedagógico
Silvia Serra y Evangelina Canciano
Universidad Nacional de Rosario

Para ser sospechoso ya no es necesario manifestar síntomas de peligrosidad o anomalía, basta con presentar algunas particularidades que los especialistas, responsables de la definición de una política preventiva, han instituido en factores de riesgo.Robert Castel

Introducción
No es novedoso afirmar que la pobreza creciente que ha experimentado nuestro país en los últimos años afecta directamente el escenario educativo. Las escuelas, instituciones que vienen siendo vistas como espacios de contención social, albergan actualmente en su seno desde comedores hasta debates acerca de cómo tejer los límites de lo escolar.
Pero estos debatesno se instalan sólo en el ámbito de las escuelas, sino que recorren todo el campo de la pedagogía, produciendo sus efectos. ¿Desde qué cultura debe enseñar un maestro a sectores empobrecidos? ¿Existe una cultura de la pobreza? ¿Qué papel debe jugar el maestro frente a ella? ¿Se necesita una estrategia pedagógica especial? ¿Cómo se concibe al otro-pobre en el campo de la educación? ¿Cómo seposicionan las teorías sobre la diversidad y/o diferencia frente al problema de la pobreza? ¿Constituyen las diferencias de clase diferencias a ser respetadas?
En el presente trabajo nos detendremos a analizar la propuesta de dos instituciones de educación terciaria, que ofrecen títulos y postítulos especializados en cuestiones de riesgo social. Nos proponemos indagar acerca de las perspectivas ydiscursos que se sostienen en relación al “otro pobre”. Consideramos que abrir un espacio para interrogar el discurso de la pedagogía acerca de qué se dice y qué se calla, qué miradas se tienen sobre la pobreza del otro “pobre”, resulta de fundamental importancia para comenzar a desnaturalizar aquellos discursos que contribuyen al establecimiento de circuitos diferenciados al interior de la educaciónbásica y que planteándose “democratizadores” producen una estigmatización del otro pobre que sólo viene a profundizar aún más la situación de desigualdad social en la que se encuentra.
Nuestra hipótesis de trabajo es que ante la desigualdad socioeducativa de los niños de sectores socialmente desfavorecidos desde la pedagogía se sostienen y justifican políticas de “discriminación positiva”, centradasen el propósito de ofrecer una atención especializada a la población escolar considerada “deficitaria”, “desfavorecida”, “necesitada”, “carenciada”, en “desventaja”. Este gesto, lejos de colaborar a que dichos sectores se ubiquen en mejores condiciones frente al acto educativo, atenta contra la posibilidad misma de que la educación se produzca.

La pobreza en el/del discurso pedagógico
Si bienlos discursos que circulan tanto en el sistema educativo como en las políticas públicas y educativas son partidarios de pensar a la educación como una respuesta política que debe redoblarse frente a la pobreza -lo cual constituye claramente un elemento propio del discurso pedagógico moderno-; por otro lado, y ante el estudio de la presente problemática, encontramos que lo que interrumpe estalógica moderna es precisamente la idea de que la educación común no es suficiente, más aún es inadecuada para los sectores carenciados, quienes necesitan de una pedagogía especial, una pedagogía que atienda la diversidad. Convirtiendo a la pobreza en un rasgo que diferencia al alumno, se sostiene que para enseñar en contextos de pobreza los docentes deben poseer una formación específica que les otorgueconocimientos acerca de lo que la pobreza es. Es decir, que les brinde conocimientos acerca de cuáles son las características de los niños que viven en estos contextos, cómo enseñar y qué enseñar en estos sectores de la sociedad, qué cuestiones se deben tener en cuenta para que el aprendizaje sea significativo para estos niños adjetivados como pobres.
Así la adecuación de la intervención...
tracking img