Foro: "los muros de la infamia" conviviendo con los violadores libres en colombia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1772 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEMA: "CONVIVIENDO CON LOS VIOLADORES LIBRES EN COLOMBIA"
(Por Claudia Lorena Flechas Nieto)
Muchos colombianos nos unimos en una sola voz para repudiar este delito que avergüenza día a día nuestra sociedad y más aun a nuestra niñez y adolescencia. Es una desviación que cada día denigra mas nuestra condición humana, sin respetar sexo, edad, religión, estrato social, e incluso para mayorinfamia algunos no respetan si quiera sus lazos de sangre para con sus víctimas. Son despiadados, pues algunos a mas de cometer estas aberraciones no satisfechos con su libido desbordada, culminan incluso con la degradación última de sus víctimas: la muerte y la tortura. Ello sin contar con la misma muerte moral, sicológica y espiritual que llevarán en su alma por el resto de sus vidas.

Sabemosque existe un Dios que es el verdadero juez de nuestras conductas, pero la mente humana se siente insultada cuando estos crímenes quedan impunes, o peor aun cuando estos luego de ser juzgados por la ley terrenal, ahora por este hibrido de oralidad penal colombiana, son dejados en libertad, bien por inocencia o por duda, o luego de ser condenados al cumplir penas irrisorias, o peor aún por malasprácticas en el recaudo probatorio. Y como sociedad asumimos una postura indiferente y a veces una mentalidad cauterizada, viviendo nuestra rutina diaria con la tranquilidad propia de aquel a quién aún este flagelo no ha golpeado.

Los denominados “muros de la infamia”; que a mediados del año 2008 pudieron observarse en diferentes vallas instaladas en Bogotá, fueron solo un impulso por reivindicara las víctimas abanderado por el Concejo Municipal, avalado por la Alcaldía de Bogotá, y pese a que solo la imagen de aquellos que ya habían sido condenados por estos actos fue la que se publicó. Ese primer paso fue cercenado por unas sentencias de tutela interpuestas por algunos de dichos condenados so pretexto de salvaguardar sus derechos y los de sus familias; nuevamente frenando la nacientecorriente social que ya cobraba vida en nuestro País, de la cual hacían parte muchos ciudadanos de todas las esferas sociales del País. Historia ésta que tuvo como colofón inconcluso la sentencia por la cual la misma Corte Constitucional ordenó “cerrar este telón”, y bajar las vallas, enterrando con esa decisión la mínima luz de esperanza que se había forjado para aquellas victimas de tan deplorabledelito. La sentencia a la que me refiero es la T-772 de 2008 M.P. Mag. Dra. CLARA INÉS VARGAS HERNÁNDEZ, la cual luego de analizar cada uno de los expedientes en controversia tuvo a bien considerar entre otros aspectos, el siguiente:
(...) En el caso del Acuerdo 280 de 2007, no advierte la Corte que tome en cuenta el interés superior del menor, pues tratándose de una medida de protección noresulta idónea para prevenir la comisión de delito relacionado con su libertad, su integridad y formación sexuales, ni mejora su situación después de que ha sido víctima de una de éstos. Es decir, con la implantación de las medidas adoptadas mediante el citado Acuerdo los menores no quedan protegidos contra la comisión de los citados delitos, ni se restablecen sus derechos después de que han sidovíctimas de los mismos. De hecho, la Sala advierte que en uno de los expedientes penales solicitados por la Sala, uno de los condenados es un familiar muy cercano a la víctima y que, dadas las particularidades del caso, la publicación de los datos del victimario haría más gravosa y difícil las condiciones de aquella. Sobre este punto es claro que en ese asunto no existe consistencia entre el fin quebusca el Acuerdo (la protección, garantía y restablecimiento de la víctima) y sus reales repercusiones sobre ésta, su familia e, inclusive, la resocialización del victimario[21]. Los anteriores argumentos son suficientes para concluir que las citadas medidas, contenidas en el Acuerdo 280 de 2007, vulneran –sin justificación- los derechos fundamentales invocados por los actores, lo que llevará a...
tracking img