Foro social mundial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1599 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Origenes y objetivos del Foro Social Mundial
Francisco Whitaker*

En los comienzos de 1998 se hizo pública la propuesta de un Acuerdo Multilateral de Inversiones – más conocido como AMI o, en inglés, como MAI que sería firmado por los países más ricos del mundo, para después ser ‘propuesto’ –en la práctica impuesto- a los demás países del mundo. Este Acuerdo venía siendo discutido en secretoen el marco de la OCDE, con la pretensión de constituirse en una especie de Constitución Mundial del Capital, que le daría todos los derechos –especialmente en el Tercer Mundo donde serían realizadas las ‘inversiones’- y casi ningún deber. El periódico francés Le Monde Diplomatique divulgó ampliamente una primera denuncia realizada en los Estados Unidos por el movimiento ‘Public Citizens’,liderado por Ralph Nader, a través de un artículo firmado por una abogada del movimiento, Lori Wallach. La reacción a los absurdos que ese Acuerdo contenía hizo surgir un movimiento social de protesta que, al final de 1998, llevó a Francia a retirarse de las negociaciones, lo que acabó por impedir que el Acuerdo fuese celebrado.

Una de las entidades promotoras de la movilización fue la ATTAC–inicialmente Asociación por la Tasa Tobin de Ayuda a los ciudadanos, actualmente asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras para Ayuda a los Ciudadanos- que comenzaba en aquel momento a tomar forma en Francia, también a partir de una propuesta realizada en ese sentido por el mismo Le Monde Diplomatique. El objetivo de esa asociación-que hoy reúne dos decenas de millares de adherentesen Francia y otros países, e hizo que nacieran otras ATTACs en el resto del mundo, inclusive en Brasil –era luchar por la concreción de la propuesta de tasación de los movimientos de capital especulativo realizada por el Premio Nóbel de Economía James Tobin, como forma de controlar su actual libertad absoluta de circulación a escala mundial, con las consecuencias que conocemos.

A partir de lasarticulaciones que esos hechos ayudaron a realizar por todas partes, entre aquellos que no aceptaban la posibilidad de un mundo enteramente controlado por los intereses del capital, fueron siendo organizadas diferentes manifestaciones contrarias a ese tipo de globalización. Las que fueron más famosas, por las repercusiones que tuvieron en los medios de comunicación, fueron Seattle contra la OMC,Washington contra el FMI y el Banco Mundial, y recientemente Praga, que llevó a los representantes gubernamentales allí reunidos a que cerraran su encuentro un día antes de lo previsto.

Hace unos veinte años los dueños del mundo se venían encontrando en un Foro al que dieron el nombre de Foro Económico Mundial, que se realizaba en Davos, pequeña ciudad y lujosa estación de esquí en Suiza.Organizado por una entidad que hoy es una gran empresa, el actualmente reúne, una vez por año –además de los encuentros regionales que también comenzó a promover- a quien puede pagar 20.000 dólares para escuchar las grandes cabezas pensantes al servicio del capital y conversar con ellas, así como escuchar también críticos a la globalización en curso, invitados a participar para legitimar el Foro.Se puede decir que es en Davos –que atrae corresponsales de todos los grandes periódicos del mundo, entre los cuales, sistemáticamente, nuestro amigo Clovis Rossi– que se construye la teoría y se va avanzando en la práctica de la dominación del mundo por el capital, dentro de los parámetros del neoliberalismo.

Fue mientras todo esto estaba aconteciendo que algunos brasileños pensaban que sepodría iniciar una nueva etapa de resistencia al pensamiento hoy hegemónico en el mundo. Pero además de las manifestaciones de masas y protestas, parecería posible pasar a una etapa propositiva, de búsqueda concreta de respuestas a los desafíos de construcción de ‘otro mundo’, en que la economía estuviese al servicio del ser humano y no al revés. Economistas y otros universitarios opuestos al...
tracking img