Genero policial

Introducción
La evolución de la literatura a lo
largo del siglo XIX, refleja un agudo
retrato de las circunstancias histórico
sociales decimonónicas. Así como la
Revolución Francesa quebrantó los
principios rígidos e inmutables del
absolutismo del siglo XVIII, de igual
manera el Romanti-cismo asaltó «la
bastilla clasicista» estética llena de
rígidas reglas, asumiendo una
concepción máslibre y espontánea del
arte poético. En el escenario complejo,
y muchas veces contradictorio del
movimiento romántico, es posible
reconocer en su seno el germen de las principales corrientes literarias qué
se irán consolidando a lo largo del siglo XIX. En una de las márgenes del
movimiento romántico, la búsqueda de una evasión que habrá de culminar
en los intentos de constituir unaliteratura anti-realista que desembocara
en la escuela del arte por el arte, dentro de la cual entrara el relato policial
de enigma; en la otra margen, la toma de una conciencia social que se
articulará con la tesis crítica de la producción realista que será el caso de la
novela negra, como se verá en el largo y arduo recorrido del relato policial.
En literatura existen dos grandes corrientes delanálisis literario como
lo planteó Ángel Rama en su lúcido estudio sobre la edificación de un arte
nacional y popular. Dichas corrientes permiten ver a la obra literaria de
manera diversa:
Para una de estas corrientes la obra literaria es una obra artística
autónoma, valida en sí misma, esto es que se sostiene a sí misma, con la
capacidad de desarrollar suficientes significados sin necesidad deotras
Del relato policial
clásico al género negro
Martin Vidart
Profesor Universidad de los Andes
Dossier
Martin Vidart.
hojas Universitarias 158
disciplinas intelectuales. Como quiera que la operación crítica es siempre
una operación de reinserción, esta dirección reinserta la obra literaria en
otras obras literarias y en aquello que en todas ellas concurre a la mayor
especificidad,lo que los análisis formalistas que devinieron en el
estructuralismo denominaron la literaturidad (literaturnost), con lo cual
queda fijado el limite y alcance de esta corriente de análisis.
La otra corriente es la que reconociendo la validez autónoma de la obra
literaria procura reinsertarla en el campo de la cultura. En esta concepción
la obra alude, refiere, dialoga, contesta y desarrollaotros campos
intelectuales no literarios, en la misma medida, y paralelamente, al
cumplimiento de un decurso específicamente literario; se integra a los
artefactos y mentefactos culturales en los cuales la realidad se resuelve al
nivel de la conciencia humana, y forma el discurso cultural que va
desarrollando una sociedad para comprenderse. Ésta es nuestra opción para
el estudio de las obrasliterarias, porque cualquiera de dichas obras de
emerge en un medio cultural determinado, en una circunstancia histórica
precisa y no repetible, dentro de un tejido sociocultural que refleja la
problemática de una sociedad y las diversas propuestas que sobre ella van
presentando los sectores sociales. Por lo tanto, verla sólo desde el enfoque
de la literaturidad significaría amputarla de susproposiciones rectoras y
significaría incomprenderla al ignorar el discurso general del que procede
y al que concurre.
Definamos a la literatura como la definió Antonio Candido cuando
comienza por distinguir entre manifestaciones literarias y literatura
propiamente dicha, las primeras son obras, en tanto que la literatura es:
un conjunto o sistema de obras ligadas por denominadores comunes,que
permiten reconocer las notas dominantes de una fase o periodo. Estos
denominadores son, aparte de las características internas (lengua, temas,
imágenes), ciertos elementos de naturaleza social y psíquica, aunque
literarios, organizados que se manifiestan históricamente y hacen de la
literatura un aspecto orgánico de la civilización. Entre ellos se distinguen
la existencia de un...
tracking img