Geografia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3623 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

Arder de Amor por Cristo
Madre Adela Galindo, Fundadora, SCTJM
© Solo para uso privado

 (Reflexión dada a religiosas en la convocación
de la Jornada mundial de la Vida Consagrada
en la Arquidiócesis de Miami, febrero del 2005)
ver en inglés>>>

Año de la Eucaristía, año de encender nuestro corazón en el ardor del amor

El pasado 7 de octubre su Santidad Juan Pablo II,proclamó del Año de la Eucaristía con la Carta Apostólica «Mane Nobiscum Domine»,”Quedate con nosotros, Señor”. ¡Quédate con nosotros! Esta fue la invitación que los discípulos que se dirigían hacia Emaús hicieron al caminante que se había unido a ellos a lo largo del trayecto. Aquellos discípulos que caminaban con el peso de la tristeza, del desconsuelo, del cansancio y del desánimo, sintieron necesidadde la presencia de “Aquel” cuyas palabras y compañía, les hacía “arder el corazón”, como nos dice este pasaje de San Lucas. (24,29)

Entre las sombras y penumbras, los discípulos experimentaron con la presencia del Señor, un “ ardor del corazón”, o sea, un fuego de amor que les incendiaba el corazón y les disipaba las tinieblas interiores, iluminándolo todo a tal punto que nos dice San Lucas(24:29): «se les abrieron los ojos».

En este Año de la Eucaristía, estamos invitadas a “redescubrir” el gran misterio de amor de la presencia real y sustancial de Cristo en la Eucaristía. Tomando la imagen de los discípulos de Emaús, la Iglesia entera y de manera particular las comunidades religiosas, estamos siendo invitadas a dirigir la mirada de nuestro corazón a Cristo, que ha cumplido ysiempre cumple la promesa que nos hiciera en Mt 28, 20: “Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo”. ¡El está con nosotros! El se ha quedado con nosotros en medio de las dificultades y durezas de la vida, en medio de los sufrimientos y pecados, en medio de la frialdad y los agobios del mundo. El está con nosotros para que el fuego de su corazón mantenga la llama de los nuestros encendida, nosmantenga ardiendo de amor por El y por la humanidad. Su presencia a veces escondida a nuestros ojos, es tan real como la que testificaron los discípulos de Emáus, y el efecto principal de su presencia a nuestros corazones debe ser ante todo el mismo que experimentaron estos discípulos: “les ardía el corazón” o sea, que la presencia de Cristo “enciende” el corazón humano con el fuego de su amor. Sobreeste tema precisamente el Cardenal Carlos Amigo de España, decía hace unos días en ocasión de la Jornada de Vida Consagrada: “la vida consagrada y la Eucaristía se unen de tal manera que queman en amor a la persona consagrada”.

El arde de amor por nosotros en la Eucaristía
“'La sagrada Eucaristía, en efecto, contiene todo el bien espiritual de la Iglesia. Por tanto la mirada de la Iglesia sedirige continuamente a su Señor, presente en el Sacramento del altar, en el cual descubre la plena manifestación de su inmenso amor" (EE, 1).

La Eucaristía es el don por excelencia del amor del Sagrado Corazón. No podemos entender la Eucaristía sin entender el amor del Corazón de Jesús. En el capítulo 13 de su Evangelio, San Juan nos dice:"̈Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, losamó hasta el extremo" (Jn. 13:1. Hasta el extremo, significa sin escatimar en nada, absolutamente en nada, para manifestar Su amor. Solo el amor y que clase de amor es el que ha hecho capaz al Corazón de Jesús de quedarse con nosotros en la humildad de la Eucaristía. Por ello diría a Sta. Faustina desde el tabernáculo:"̈El amor me ha traído aquí y el amor me mantiene aquí”

En este año, estamosllamadas, de manera particular las personas consagradas, a descubrir el misterio del infinito amor de Cristo en la Eucaristía. Comprender el amor con que somos amados para poder corresponder con generosidad y gratitud al amor de Aquel que tanto nos ha amado y que como decía San Francisco, “no es amado”.

Las personas consagradas, estamos llamadas, de forma especial, a descubrir y valorar la...
tracking img