Héctor rojas herazo: una visión diferente de la génesis del hombre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1038 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El texto pretende dar cuenta de un acercamiento interpretativo y crítico, a uno de los poemas de Héctor Rojas Herazo, encontrado en el poemario Rostro en la soledad (1952), titulado Adán. En un primer acercamiento observamos que el poema es de estructura métrica y rima libre, lo cual, nos da a entender que hay un rompimiento con la tradición literaria, en lo concerniente a la forma.
En loconcerniente al contenido, se aprecia una evidente intertextualidad, pues la composición no remite a un personaje perteneciente a la mitología cristiana de la creación del hombre. Lo particular del poema es que no afirma o no coincide con la misma visión de la historia bíblica. En ésta el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios, y puesto en un huerto para que lo labrara y cuidara (todo fuecolocado bajo su potestad). Esto nos muestra un origen divino del hombre y por ende éste al ser creado, está bajo el cuidado de una divinidad superior. Lo contrario del Adán Rojashereciano, pues él se encuentra arrojado en el mundo en un profundo desamparo. Aquí también verificamos un hondo distanciamiento con la tradición literaria católica.
Antes de adentrarnos en el poema y contemplar el Adánpropuesto por Rojas Herazo, es importante resaltar que la composición tiene sus arraigos en el hombre contemporáneo. Aunque se referencie la historia bíblica, el poema presenta la gran incógnita que aqueja a la humanidad en la actualidad, la cual es el preguntarse por nuestro origen. Al interrogarse por ello, se observa en el texto una inconformidad con la explicación cristiana, sugiriendo una posiciónatea, que de acuerdo con Peña Dix en Rojas Herazo encontramos “intenciones destructoras del orden tradicional de la palabra” (2004: 14).
Teniendo en cuenta lo anterior, y abordando el poema, en los primeros versos observamos una reiteración del estado del hombre, que se mantiene durante todo el trayecto de la composición. Dicho estado es, según Peña Dix es orfandad y soledad (2004: 14) “estássolo, / biológica y hermosamente solo, / anterior a los padres / en la satisfacción de tu miembros frente a la lluvia. / Rodiado de substancias estrenadas por tus sentidos. / El vello irrumpe sobre tu piel / y la luz viene alborozada al encuentro de tus ojos /… / contémplate solitario, corazón primero ante el fulgor, / y escucha bien tu sangre…”
Siguiendo con este orden de ideas, mas adelante enlos versos del 18 al 23, apreciamos que el yo lirico sugiere la conciencia por parte del hombre, de su existencia y estado. En el verso 18 el yo lirico expresa “has llegado a tus huesos de hombre,” es como si el niño que entra a la etapa de hombre despierta de ese letargo espiritual y al contemplar la constitución de su cuerpo cuestiona su existencia. Esto se corrobora en el verso 19 donde la vozlirica declara “como a un lugar remota y duramente anhelado”, es decir, que esa verdad con la cual se encuentra el hombre, estuvo lejos de ser conocida por él, pero de una manera u otra se anhelaba conocer. Cuando se conoció fue “dura”, pues esta se relacionaba con la muerte.
En los siguientes versos (20, 21 y 22) apreciamos la descripción de actividades que el yo lirico sugiere, al “hombreconsciente” hacer. Estas acciones comprueban la vitalidad que comporta su cuerpo: “ahora puedes andar, triturar la semilla, / asomarte a tus pies, / olvidar el circulo de tu ombligo…” seguidamente el verso 23 nos sugiere el desconocimiento, por parte del “hombre consciente” de sus orígenes, lo cual reproduce un discurso filosófico, pues el ser humano al desconocer sus génesis, carece de directrices omás bien de identidad. Por esto, se podría aseverar que el poema nos da a entender que nuestro pasado puede afectar nuestro presente.
Agregando a lo anterior, todo esto se sigue reiterando casi durante toda la trayectoria del poema, por ejemplo, en los versos 42 y 43 la voz poética declara: “tú, anterior a ti mismo, / sin nombre con que indagar llamas en el viento.” Cuando observamos en la...
tracking img