Hablar de jesús, hoy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1667 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HABLAR de JESÚS, HOY

Jesús, ¿qué puedo decir de ti, hoy?

En mi mundo considerado desarrollado nadie funciona ya a base de dogmas religiosos. El sistema, los símbolos, los instrumentos, las estructuras y las personas que hasta ahora sirvieron para hacerte conocer, se hallan duramente cuestionados, discutidos o rechazados.

Casi todo aquello ha perdido su aureola de intangibilidad, suprestigio, su autoridad y hasta su legitimidad. Por cierto, nada de ello se identificó jamás con lo que tú eres en realidad, porque tú siempre has sido mucho más que los envases que han pretendido o todavía pretenden contenerte.

Luego, ¿qué puedo decir de ti hoy sin traicionarte?

Me parece escuchar tu respuesta. Eres efectivamente el que resiste a todas las tumbas y a todos los templos. Noencajas en ningún envase.

Te has “encarnado” asumiendo nuestra carne para siempre, pero a la vez lo has transcendido todo y, desde tu misterio de profundo compromiso y de infinita libertad, sigues construyendo la historia con nosotros por todos los caminos que llevan a la humanización del mundo.

Tú mismo inspiras ese movimiento que cuestiona los cercos históricos que se han erigido alrededor tuyoy que, sin darse demasiado cuenta, te devuelven al sepulcro para encerrarte de nuevo en él.

El Mal, que hace del ser humano un esclavo, existe. En menor o mayor medida forma parte de mi propio ser, forma parte de todo lo que más quiero y parte de toda realidad humana. Lo veo, no puedo negarlo.

Junto a ese mal y mezclados con él, como trigo y cizaña en un mismo sembrado, existen en mí y entodos los seres humanos, pero de manera más o menos aprovechada, inagotables tesoros de bondad, de belleza, de creatividad, de generosidad, de audacia, de pasión por la justicia, la libertad, la verdad.

En todos existen sorprendentes recursos de buena voluntad, tolerancia, comprensión, perdón, inteligencia, sabiduría, superación, capacidad de sublimar las peores adversidades y de soportar lospeores sufrimientos sin deshumanizarse.

Los males de mi mundo son los mismos males de tu propio mundo de hace dos mil años. Y los recursos que se encuentran en mi mundo son los mismos que existían en el tuyo.

¿Qué fuiste tú en el mundo que fue el tuyo para que yo pueda saber quién eres tú ahora en este mundo que es el mío, y para que pueda reconocerte y decir algo de ti que sea apropiado?Hace dos mil años, tú no eras un principio, no eras un conjunto de valores; eras primero y antes que nada un ser humano y un hombre de la masa generalmente ignorada y despreciada.

Digo entonces que esto, hoy en día, es lo que has de ser todavía: un hombre del pueblo anónimo, mirando al mundo a través de los ojos y hablando a todos los seres humanos con la voz de ese mismo pueblo ignorado y aundespreciado.

Por lo tanto, es allí donde, hoy día, tengo que estar yo para encontrarte, escucharte, entenderte y decirte.

Te confundes con esa masa agobiada que pareciera ir cada vez más hacia atrás mientras unos pocos que concentran el poder mundial en sus manos van a todo correr a años luz por delante.

Caminas con ese pueblo de las mil penas y lo animas, le das valor y aliento y le dicescon toda la pasión de tu palabra creadora:

“¡No tengas miedo, levántate y camina, abre los ojos y mira, abre el oído y escucha, abre la boca y habla! Levántate. Ponte en marcha.

¿Estás soñando con un mundo mejor? Cree en él con todas tus fuerzas porque Dios mismo está en estos tus sueños. Él mismo te los inspira. Él mismo te acompaña en tus luchas para alcanzarlos junto a ti. Con él ¡nadaes imposible!

Tienes rabia, grítala, pero no cultives el odio en tu corazón, no te vuelvas como aquellos de quienes muchos de tus males te vienen.

Actúa por amor a ti mismo, a los tuyos, al alma de tu país. Y también por amor a los otros que están cerca o lejos, por amor a toda la humanidad, por amor al planeta, por amor a Dios, que es inseparable del mundo en que vives.”

Y luego, a...
tracking img