Harry potter

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1357 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Harry marchó al prado donde Voldemort esperaba con su grupo de Dementores. La cicatriz de Harry dolía brutalmente, ahorrándole el dolor de pensar demasiado a fondo su decisión, que probablemente le traería solo muerte.
¿Qué maldad especial, qué hechizo mortal y tortuoso había preparado el Señor Oscuro para la destrucción de Harry? Voldemort había perseguido a Harry por más de una década, sinduda Voldemort se armaría a si mismo con un maleficio especial más poderoso y definitivo que el Avada Kedavra que había fallado en matar a Harry como niño.
Harry estaba terriblemente en lo correcto. El Señor Oscuro, en su claro en el Bosque Prohibido, estaba preparando un hechizo tan devastador como Harry había temido, y mucho más terrorífico. Mientras Harry marchaba a su reunión destinada,Voldemort pasó su varita a los fríos Dementores, ordenándoles que la besaran.
Voldemort, en esas dolorosas y solitarias noches de su exilio y recuperación, había concebido una manera de lanzar un beso de Dementor desde su varita, el beso que podría tomar el alma de su víctima para siempre. Y ahora él iba a atacar a Harry con cientos de ellos. La recompensa de Voldemort sería más grande que ver elentierro de Harry. Él tendría a Harry congelado en un lugar, Harry viviendo encerrado por la eternidad en el momento final de humillación y derrota de Harry, un momento terrorífico de la victoria de Voldemort que todos podrán ver por siempre. La dicha de Voldemort aumentaba con cada beso de Dementor en su varita.
Harry sintió conforme se acercaba un frío similar a la tumba y el sentimiento sostenido dedesesperación. No tenía esperanza, y él no contaba con ayuda para enfrentarlo. Y él lo sabía.
Pero entonces, Harry sintió la presencia de un hombre y una mujer jóvenes, aunque él no los veía. Estos dos fantasmas agarraron amorosamente su cuerpo y alzaron su espíritu. Él no tuvo duda de que ese era el último rastro de vida de sus padres, haciendo un último sacrificio para unírsele en su viajefinal. Él se permitió a si mismo un momento de felicidad pacífica, sintiéndose tan cercano a ellos.
Entonces él paró. Harry se estremeció con un profundo sentimiento de reconocimiento. Ellos no eran sus padres. Ellos eran los padres de Voldemort: el joven Tom Ryddle y su esposa que, para esta ocasión, había tomado de vuelta el rostro de su hermosa sirvienta. Ellos habían dicho, sin usar palabras,“Nuestro querido hijo, nosotros no permitiremos que te hagas daño.”
¿Esas palabras eran para él? ¿O para Voldemort? De alguna manera, no parecía importar. Ellos se veían tan amables cuando él no necesitaba nada más en este momento que el amor de unos padres.
Harry, y los dos afectuosos espíritus volviéndose más visibles, se acercaron a la orilla de la arremolinada multitud de seguidores de Voldemort,la cual se dividió, preparándose para darle a la víctima un camino fácil a su perdición.
La varita de Voldemort había vuelto a su mano blanca y huesuda. El Señor Oscuro apuntó confiado al lugar donde Harry seguramente saldría en medio de la multitud, no aún para destruir a Potter sino para sostenerla mientras él se preparaba para darle a Harry un discurso sobre el eterno castigo que estaba porlanzarle.
Voldemort se rió cuando Harry llegó. Pero cuando el Señor Oscuro vio los espectros de sus padres, él gritó como si hubiese sido cortado ala mitad. Con su corazón furioso en llamas, Voldemort lanzó inmediatamente los Besos mortales, gritando “¡Oppugno Mortimbessios!” Y todos los viles terrores de los Dementores, en un relámpago imparable que salió de su varita, se dirigieronapresuradamente a Harry y los espíritus a su lado.
Solo le llevo una centésima de segundo a la maldición de Voldemort el alcanzar a Harry. Pero de alguna manera el mundo parecía haberlo alentado, la Tierra cesó de girar; todo en el planeta se paralizó, aunque Harry estaba consciente de que él podía moverse. Harry había planeado cada escudo para su defensa, pero ahora todo era claramente inútil. Harry se...
tracking img