Hi bb

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1523 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
154. “Ahora somos hijos de Dios”.

Nuestra filiación divina.

FICHA
Para el Introductor ¿Sabemos lo que significa para nosotros el ser hijos de Dios? La Biblia nos lo dice con expresiones muy tiernas, que nosotros jamás hubiéramos podido inventar. Dios nos ha hecho hijos suyos, metiendo en nosotros su propia vida, que un día quiere convertir en gloria. Hoy nos queremos detener en examinar loque nos dice el apóstol San Juan: “Ahora ya somos hijos de Dios”. ¿Cómo?

Exposición MONOLOGADA del Curso de Biblia Luz y Vida

Un señor que ejercía un cargo muy importante, respondió serio y con decisión a un admirador suyo: -¿Me pregunta cuál es mi suerte más grande y mi mayor distinción? Llamarme y ser hijo de Dios. Ni tengo ni quiero otra. Esto es tener fe, desde luego. Poder decir: “¡Mipadre es Dios!”, es el orgullo más grande, porque Dios es más grande que el Presidente de Estados Unidos. Y decir: “¡Dios es mi Padre!”, es la garantía mayor de contar con un amor inmenso, indefectible, eterno. Y esto es lo que nos enseña la Biblia cuando nos asegura que “Ahora somos hijos de Dios!” (1Juan 3,2) y que “El Espíritu da testimonio de que somos hijos de Dios” (Romanos 8,16). Por esoJesús nos dirá siempre, sobre todo a cada paso en el Sermón de la Montaña y en todo el Evangelio de Mateo “Su Padre celestial”. “Uno solo es su Padre, el del Cielo” (Mateo 5,16.45.48; 23,9). Mientras que cuando habla de Sí mismo, siempre lo llama “Mi Padre”. Pero vamos a poner orden en esta lección de Biblia sobre nuestra filiación divina, sobre nuestra condición de hijos e hijas de Dios. ¿Cuál esel origen de esta filiación? Según la Biblia, no es otro que el amor gratuito de Dios: “Miren qué amor nos ha tenido el Padre, para llamarnos hijos de Dios, ¡pues lo somos!” (1Juan 3,1) Por amor nos creó, y la ceración es un acto de amor paternal. Por amor paternal nos elevó en Jesucristo a la categoría de hijos suyos adoptivos. Con amor paternal cuida de nosotros en cada instante de la vida hastavernos un día consigo, dentro de su casa, el que es nuestro Padre celestial. El inicio de nuestra filiación divina lo tenemos que buscar en la fe y en el bautismo, como nos lo dice el apóstol San Pablo: “Todos son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús, pues los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo” (Gálatas 3,26) La fe que nos vino por la Palabra y el bautismo, el cualfue la respuesta de nuestra fe, nos hizo posible el nacer como hijos de Dios: “Miren que han vuelto a nacer, y no de una semilla corruptible, sino incorruptible, por medio de la palabra de Dios viva y duradera” (1Pedro 1,23)

Esta nueva generación y nacimiento como hijos de Dios es muy superior al primer nacimiento como simples seres humanos. Nacidos del linaje de Adán pecador, ¿qué es lo queheredamos? Un antiguo Obispo y Padre de la Iglesia nos lo dice bellamente al contraponer los dos nacimientos: “El primero nos hizo esclavos, y el segundo nos libertó al hacernos hijos; el primero nos hizo seres terrenos y carnales, y el segundo espirituales y celestiales; el primero nos hizo de este mundo e hijos de ira, y por el segundo somos hijos de gracia y de Dios” (San Fulgencio). Según laSagrada Biblia, todo fue por Cristo Jesús: “Dios, por su gran misericordia, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho nacer a una esperanza viva, a una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, que les está reservada en los cielos” (1Pedro 1,3-4) Cualquier hombre y cualquier mujer sienten el ansia de la paternidad o la maternidad, con lo cual, creados como hansido a imagen y semejanza de Dios, no hacen más que expresar con su íntimo deseo lo que Dios sentía en Sí mismo desde toda la eternidad. Era infinitamente feliz con el Hijo Unigénito que engendraba desde siempre, pero soñaba divinamente en una gran familia, formada por hijos e hijas incontables, de los cuales su Hijo encarnado, Jesucristo, sería el Hermano mayor. Escuchamos esto en San Pablo,...
tracking img