Hildegarda de bingen. la predestinada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3906 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HILDEGARD DE BINGEN
LA PREDESTINADA
POR: JULIETA LOAIZA MONTES


Cuando pensamos en estudiar la vida de una persona, y si pretendemos valorar la obra que realizó en su verdadera magnitud, no deja de ser indispensable hacer un recorrido por la época y el lugar en los cuales discurrió su vida. Hildegard de Bingen, destacada mujer alemana de laEdad Media, un período tan dilatado como confuso, nos ofrece una muestra de lo que fue el aporte femenino a la cultura y a la sociedad medieval, para evidenciar, junto con otras damas sobresalientes de la época, que el poder eclesiástico, soberano y social no fue privilegio exclusivo de los hombres. Fueron varias las mujeres que se zafaron del yugo masculino y pudieron demostrar su valentía, suinteligencia, su sagacidad para el poder y el trabajo, dejando un legado, no de poca monta, como para ignorarlo.
Si bien es verdad que en la época predominaba lo masculino, también es verdad que el elemento femenino como generador de vida, permanecía sumido dentro de la sociedad, inadvertido tal vez, pero, ejerciendo un papel importante, aunque desdeñado. Por esto, las mujeres que manifestaron suinconformidad y alzaron su voz de protesta sobresaliendo en diferentes ámbitos, representan el coraje y el arrojo que siempre ha caracterizado al mal llamado sexo débil, y de los cuales ha tenido que echar mano para defender sus derechos y hacer valer su condición de igualdad frente al hombre. Para entender cómo vivían las mujeres del Medioevo, debemos conocer algo de las ideas dominantes quese ejercían sobre ellas. En el siglo XII, época que nos incumbe por ser el tiempo en el que Hildegard realiza su obra, la sociedad de casi la mayoría de Europa era cristiana y sus creencias se reflejaban en las leyes y los patrones de conducta impuestos por la iglesia; el ambiente hostil que rodeaba a las mujeres del Medioevo se amparaba en una fuerte influencia eclesiástica, de la que provenía lapercepción pecaminosa y la idea de una amenaza constante de la fuerza sexual femenina para la castidad del hombre. En la época, las afirmaciones que se hacían sobre la mujer, provenían de teólogos y legisladores y las mismas iban a parar en manos de predicadores y autores de tratados didácticos que se encargaban de difundir los pensamientos de los clérigos célibes acerca de las mujeres. Laposición inferior de la mujer por ser portadora del pecado, fortalecía el derecho del hombre para mandar sobre ella.
Decir si a lo largo de la Edad Media hubo evolución o retroceso en la situación de la mujer, es realmente complicado; las muchas variaciones que se dieron, a lo largo de tan extenso período, en todos los aspectos, hacen difícil determinar esto con precisión. Podemos ver por ejemplo,cómo en España convivieron tres religiones: la judía, la musulmana y la cristiana; tres formas diferentes de ver, de pensar y de valorar a la mujer. Más adelante, Europa se cristianiza y La Iglesia toma el poder en sus manos reforzando los preceptos morales con un sistema de gobierno autoritario y donde las diferencias de clase son bien marcadas. En medio de estas circunstancias y con la difusiónde obras que tratan sobre su carácter maléfico, débil, engañador, flexible, y considerándolas menos inteligentes, incapaces e incluso sin alma, se desenvuelve la mujer en el Medioevo. Las actividades de la mujer carecen de importancia y se pierden bajo los logros del marido, sin embargo, hay documentación que señala las labores que hacían las mujeres de manera individual.
Las viudas tenían podere influencia como individuos independientes. Las religiosas carecían de categoría clerical y la Iglesia las mantenía distanciadas de la estructura jerárquica, aunque algunas místicas, obtuvieron el respeto que se merecían, gracias a su intelectualidad y a la influencia que ejercieron. Las damas nobles, manejaban su hogar y eran el centro de varias actividades. A pesar de que el temor rondaba a...
tracking img