Hinduismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1123 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jesús “El Hijo del Hombre”; Jesús o también llamado el Hijo del Hombre, el uso de esta denominación muestra algunas particularidades muy dignas de notar. Esta denominación aparece con mucha frecuencia en los evangelios. El hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida en redención por muchos”. Ciertamente Hijo del Hombre posee, la intención de Jesús, una categoríarigurosamente divina. Para el equivale Hijo, en el sentido de un hijo unigénito del Padre, con esta unica diferencia: “hijo” muestra más en primer término la relación personal de Jesús con el Padre; “hijo del hombre” alude más explícitamente a la situación gloriosa en que este hijo convive. Hijo del hombre, tanto en la expresión hebrea (ben adam) como en la aramea (bar nascha), significa simplementehombre.

El Hijo de Dios; Cristo era Hijo de Dios, igual al Padre, lo mataron por haber dicho eso y por haberlo defendido con juramento. No lo tomaron por hacerse rey de los judíos, que esto, no fue más que un pretexto político para conducirlo ante el tribunal romano. Tampoco lo condenaron por haberse erigido en Mesías; nunca tal cosa había merecido pena capital. El verdadero motivo de su ejecución,el agravio que los judíos no podían perdonarle, la clave de todo el juicio, simplemente eso: haberse proclamado Dios. La vida entera de Cristo queda sin sentido se la despoja de su categoría divina. Toda la personalidad de Cristo es un enigma indescifrable si nos obstinamos en suprimir de ella su intima conciencia de Hijo.

Cristo, máximo don de Dios a los Hombres; Cristo es don de Dios a lahumanidad, también porque él es la salvación, que es sin duda el máximo donde para cada hombre y para la humanidad entera. Además, la Encarnación es el máximo don que puede ser dado a la naturaleza humana singular –la de Jesús-, lo que es un beneficio también para todos los que tienen esa misma naturaleza: “En El, la naturaleza humana asumida ha sido elevada, también en nosotros a dignidad sin igual”.Jesucristo es el máximo don de Dios a los hombres, también porque en Él se realiza el máximo acercamiento de Dios a ellos; porque El es la revelación más comprensible y plena de Dios para nosotros. Cristo y el Tiempo; Cristo es el centro de la historia humana. La encarnación tuvo lugar en la plenitud de los tiempos (Gal. 4, 4): no al inicio, inmediatamente después de la caída original, ni alfinal de la historia, sino cuando el mundo estaba preparado para el advenimiento del Redentor. Por tanto Cristo, es el centro de la historia humana, no en el sentido estrictamente cronológico, sino cualitativa, en cuanto El opera la división entre “lo antiguo” y lo “nuevo”. Cristo es también el fin de la historia humana, no porque la Encarnación haya sido el último acto de la historia, sino porque lanueva alianza en Cristo es eterna y definitiva. Todo presente histórico no mira a Cristo como algo pasado, sino como algo eterno. Que Cristo es el fin de la historia, significa además que solo en la unión con él puede encontrar cada hombre su verdadera finalidad, su plenitud. En efecto, Dios creó todos los casos “en vista de Cristo, de modo que al final de la historia todo sea recapitulado en El.La verdad del cuerpo de Cristo; Al afirmar que Jesucristo tiene verdadera naturaleza humana, como la nuestra, afirmamos la verdadera de la encarnación. El hijo de Dios “asumió la naturaleza humana completa, como la nuestra, mísera y pobre, pero sin pecado”. Cristo, además de comportarse como hombre, dice de si mismo dirigiéndose a los judíos: Pero tratáis de matarme a mí, hombre que os hedicho la verdad… (Jn 8, 40). Sin embargo, pronto se manifestaron entre algunos cristianos ideas equivocadas sobre la realidad de la naturaleza humana asumida por el hijo de Dios, tanto en cuenta al cuerpo como en cuanto al alma. Ya en el siglo I aparecen los “docetas”, que se niegan a aceptar la realidad material del cuerpo de Jesús. El “docetismo” no fue una secta de perfiles definidos, se...
tracking img