Historia de la pedagogia y la educación i

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8520 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

HISTORIA DE LA EDUCACIÓN Y LA PEDAGOGÍA I

(TRABAJO FINAL)

PEDAGOGÍA S.U.A.



Alumna: Noemí Gloria Juárez

Profr: Cuauhtémoc Escobedo Santaolaya

Grupo: 9152

SOBRE LA HISTORIA

El propósito de la historia es saber la verdad de las cosas pasadas, para estar conscientes de lo que sucedió y la forma en que vamos aactuar en lo que más adelante pueda presentarse, es decir, puede considerarse como una guía de acción, que nos permita conducirnos de forma acertada o lo mejor posible.

A la historia se le considera tanto en el ámbito cognoscitivo como en el social, por lo que varios historiadores se han preocupado por formular las reglas de conducta.

El tener conocimiento del pasado otorga el pleno manejo de lasituación actual.

Para Marx quien era un intelectual revolucionario, el estudio del pasado no era indispensable, sino al servicio del presente, ya que consideraba que el conocimiento profundo y sistemáticos del pasado no constituye un fin en sí mismo.

La función del historiador no es ni amar el pasado, ni emanciparse de él, sino dominarlo, comprenderlo, como clave para la comprensión delpresente.

El saber histórico está siempre en la mayoría de los casos conformado por la lucha de clases, ya que la ciencia se hace en la vida misma y por gentes que trabajan en ese momento, ligadas por múltiples lazos a todas las actividades de los hombres.

Durante mucho tiempo la historia era concebida como mantener vivo el recuerdo de acontecimientos memorables, según criterios que variaron en lasdistintas formaciones culturales; su función se limitó a conservar en la memoria social un conocimiento perdurable de sucesos decisivos para la cohesión de la sociedad, la legitimación de sus gobernantes, el funcionamiento de las instituciones políticas y eclesiásticas, así como de los valores y símbolos populares, es decir, se trataba de garantizar una información compartida.

Posteriormente lahistoria apareció como una “ilusión pasada de moda”, haciendo creer que la misma proporciona enseñanzas prácticas para guiarse en la vida, lección de inmediato provecho para los individuos y sociedades.

Polibio y Plutarco escribieron a fin de enseñar y ofrecer soluciones a las necesidades prácticas de las generaciones posteriores, lo que dio como resultado el supuesto básico de que la historiaposibilita la comprensión del presente, explicando los orígenes del actual estado de las cosas.

Quienes participan en la historia que hoy se hace están colocados en mejor perspectiva para intervenir en su época cuanto mayor e la comprensión de su origen.

Febvre definió a la historia como una necesidad de humanidad, necesidad que cada grupo humano experimente en cada momento de su evolución de buscar ydar valor a los hechos y acontecimientos del pasado, las tendencias que preparan el tiempo presente y que permiten comprenderlo y ayudan a vivirlo.

Las formas que adopta la enseñanza de la historia en los niveles de escolaridad básica y media, la difusión de cierto saber histórico a través de los medios de comunicación masiva, la inculcación de unas cuantas recetas generales, son pruebas de lautilización ideológico-política de la historia.

La historia se emplea como instrumento para crear condiciones ideológico-culturales que facilitan el mantenimiento de las relaciones de dominación.

El conocimiento del pasado tiene su punto de partida en el presente y gracias a la historia, es el estudio de lo social, de todo lo social y por tanto del pasado y de igual forma del presente, por lo queambos son inseparables.

La historia no es juzgar, es comprender y hacer comprender, por lo que su oficio consiste en vigilar que la preocupación por la utilidad (político-ideológica) del discurso histórico no resulte en detrimento de su legitimidad (teórica)

Por lo anterior, el pasado, da razón al presente, por lo que el historiador tiene que partir de una realidad actual, nunca de una...
tracking img