Historia de las crisis financieras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5021 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DE LAS CRISIS FINANCIERAS

▪ El episodio de especulación

Sin duda alguna, la economía de libre empresa se entrega a episodios recurrentes de especulación, los cuales son sucesos que afectan a billetes de bancos, valores y propiedades inmobiliarias entre otros bienes.

Ni la legislación, ni un conocimiento de la economía protegen al individuo ni a la institución financieracuando vuelve la euforia, induciéndoles a interrogarse “¿qué determina la alza de precios, y el hundimiento que acabará produciéndose?”. La protección contra esto solo radica en la comprensión de las características comunes de esta trayectoria, lo que se considera como una locura colectiva. Sólo en ese caso el inversor queda advertido y a salvo.

Los valores, las tierras y demás propiedadesadquiridas hoy, mañana valdrán más. Este incremento y perspectivas atraen a nuevos compradores, los cuales determinan una nueva alza. Entonces aún son más los atraídos, que de igual forma compran y la subida continua.

De manera más subjetiva también cuentan las actividades de los participantes, y éstas toman dos formas. Por una parte están los convencidos de que alguna circunstancia de lanueva alza de precios está controlada y esperan que el mercado continúe su trayectoria ascendente , y por otra parte están aquellos que, superficialmente más astutos y por lo general menos numerosos, creen percibir la disposición de ánimo favorable a la especulación en ese momento. Éstos obtendrán el máximo rendimiento y se apartarán antes de la caída que habrá de producirse, ya que la cual esinevitable con el paso del tiempo e inherente a esta situación. Deciden que ya es tiempo de retirarse, mientras los convencidos, quienes creyeron que la alza iba a ser indefinida, ven sus ilusiones bruscamente defraudadas, y también responden a la realidad vendiendo o tratando de vender.

Es así como se produce el colapso, y el episodio de especulación nunca termina con una lamentación y siempre conun choque violento. Lo que se comprende menos es la psicología de las masas y el ánimo especulador. Cuando la regla se entiende plenamente, permite a los afortunados salvarse del desastre. Sin embargo, dada la

presión de esta psicología de multitudes, los que se salven constituirán la excepción a una regla muy amplia pero difícilmente eludible. Se verán obligados a resistir dos fuerzasimperativas: el poderoso interés personal que se nutre de la creencia eufórica; y la otra, la presión de la opinión financiera generalizada que se basa en la creencia.

Los que se enredan en la especulación experimentan un incremento de su riqueza. Nadie desea creer que eso es fortuito o inmerecido; todos prefieren considerar que es el resultado de su superior visión. De este modo el elevadoincremento de los valores se apodera de los pensamientos. La especulación acapara la inteligencia de quienes se entregan a ella.

Unos de los más astutos observadores de los episodios de euforia, fue Walter Bagehot, escritor de temas financieros. A él le debemos la siguiente observación: “todas las personas son tanto más crédulas cuanto más felices”.

Un elemento que refuerza los interesescreados para convertirlos en euforia, es la condena que el público respetable y la opinión de los financieros dirige a quienes expresan duda o disentimiento. Se dice de ellos que en virtud de alguna otra limitación mental, son incapaces de captar las nuevas circunstancias que sustentan y aseguran el incremento de los valores.

En 1929, Paul M. Warburg, el banquero más respetado de sus tiempos,se refería a la por entonces orgía de “especulación sin restricciones”, y predijo que si continuaba acabaría produciéndose una grave depresión. La reacción a esta declaración fue agria y llena de rencor. Se le acusó de atentar contra la prosperidad americana. En esta respuesta había algo más que una sombra de antisemitismo.

Más adelante, en septiembre del mismo año, Roger Babson,...
tracking img