Historia del voto femenino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 55 (13701 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Voto Femenino
Mª Carmen Arce Juan

1

EL VOTO FEMENINO INDICE
MUJERES Y REVOLUCION .........................................................................2 REPUBLICANAS, ANTICLERICALES, SOCIALISTAS ................................4 UNA PRECURSORA INGLESA ....................................................................7 SUFRAGISTAS Y LIBERALES.....................................................................8 LOS EFECTOS DE LA INDUSTRIALIZACION ...........................................10 LAS PIONERAS NORTEAMERICANAS .....................................................12 ALEMANIA: EL SOCIALISMO FEMINISTA .................................................15 RESUMEN DEL MOVIMIENTO SUFRAGISTA EN OTROS PAISES ........17 SIGLO XX, EL CENIT DE LA CAMPAÑA....................................................18 LA CAUSA EN ESTADOS UNIDOS ............................................................21 EN FRANCIA ...............................................................................................23 BALANCE A LA HORA DEL TRIUNFO .......................................................24 EL FEMINISMO EN ESPAÑA.....................................................................25 LA CONSECUCION DEL VOTO DE LA II REPUBLICA .............................33 BIBLIOGRAFIA ............................................................................................36 AGRADECIMIENTOS ..................................................................................38 ANEXO AL TRABAJO.................................................................................39

2

EL VOTO FEMENINO
La lucha por el voto constituye una de las manifestaciones más significativas del movimiento que llevó a las mujeres de Europa y América del Norte a organizarse para lograr la emancipación de su sexo desde mediados del siglo XIX. Para estas mujeres no se trataba tan sólo de conseguir el sufragio, sino de batallar por la igualdad jurídica y el derecho a la educación, altrabajo y a la administración de sus propios bienes. Propósitos todos que, en la era del liberalismo burgués, únicamente podían ser conseguidos mediante la plena participación política en las instituciones parlamentarias y que, en consecuencia, auspiciaron la formación de numerosas asociaciones sufragistas, verdadera punta de lanza del feminismo y, sin duda, su imagen más combativa. El proceso nohabía sido casual ni repentino. Una multitud de factores, (económicos, sociales, políticos y culturales), había tenido que concurrir para que las mujeres empezaran a cuestionar su secular rol de hijas, esposas, madres, siempre necesitadas de protección del varón, denunciaran el estado de inferioridad en que se hallaban y elaboraban propuestas para cambiar su situación. El feminismo, entendidocomo doctrina de la igualdad de derechos para la mujer basada en la igualdad de los sexos, encuentra su precedente ideológico en las reflexiones intelectuales de los ilustrados del siglo XVIII; en los filósofos de las luces que, en su curiosidad enciclopédica, se preguntaron por la naturaleza y el papel de la mujer, en la sociedad. Si como ellos afirmaban, el descubrimiento de la verdad sólo podíaser fruto de una investigación libre y razonada, y debía conducir a eliminar cuantas trabas e instituciones dificultaban su aplicación, no puede extrañar que, consecuentes con la premisa de que todos los seres humanos están igualmente dotados de razón, proliferaran en Francia, a finales de ese siglo, escritos que abogaban por un cambio en la situación y derechos de la mujer. Los sucesosrevolucionarios permitirían las primeras cristalizaciones públicas de estas ideas.

3

MUJERES Y REVOLUCION. En sus respuestas a la convocatoria de los Estados Generales (1788), varios cahiers de doléances, cuadernos de quejas redactados por los electores, solicitaron ya mejores oportunidades educativas para la población femenina. Pero fueron las propias mujeres, temerosas de que sus reivindicaciones...
tracking img