Historia inventada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1483 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El filosofo y la reina

Hace mucho tiempo en aquella época donde las tierras eran arrebatadas por grandes imperios, dónde había batallas y donde los dioses existían. Si pudieras ver aquel mar de arena, aquellos vientos que arrasaban con cual cosa o ser se le atravesara, había destrucción, vidas perdidas, con solo caminar en aquella cálida arena podías encontrar a tu paso charcos de sangre,cuerpos, objetos, con cada paso tu horror aumentaba. Era una época bastante peligrosa y excitante.
Pero no todo era desesperación, catástrofe y mas, también hubo paz y amor.
A los pies de la montaña, junto al rio Nilo existía un reino, lleno de vida y de gran hermosura, el cual se encontraba en todo su apogeo, tenía un rigente el cual era el gran faraón,de nombre desconocido, nacido bajo el año de la gran diosa Isis, aquel hombre había perdido a su esposa y querida hermana, pero con la partida de su amor hacia el mas allá, también vino la vida, su hija, Sinhué. Los años pasaron, guerras, ciudades tomadas a la fuerza, imperios caídos, y algunas como en el caso del gran faraón aun conservaban su libertad. Sinhué había cumplidolos 14 años, su padre, el cual ahora, había perdido los años y con él su juventud, ya no podía seguir en el trono por lo que había decidido comenzar a preparar a su más preciada y única hija.
Pero los monjes y maestros que existían en el reino no bastaba, si ella llegara a ser una gran reina no bastaría con esos conocimientos, por lo cual mandotraer a un filósofo, de tierras lejanas con un desconocido y a la vez tentador.
Hacmoni era su nombre, de belleza masculina y gran porte y palabras tentadoras.
-tu único trabajo es enseñar todo lo que sabes a mi hija.

Resonó la vos del cansado faraón, el joven simplemente hiso una reverencia y prosiguió, con sigilo, a mirar a su pupila, “la belleza será la tumba para tu muerte”,aquella frase paso por su cabeza, citando lo que su fallecido maestro le había enseñado. Los días pasaron, y con ellos la cercanía de las guerras hacia aquel reino, cada día, cada tarde, cada noche ambos, mentor y pupila se citaban en el estudio real, la joven estudiaba arduamente, leía cada calibro, escribía cada hoja en blanco, como se gastaba sus dedos, paso el tiempo, la joven estudiaba undía cuando en sus escritos encontró algo muy interesante.
–tu nombre significa hombre sabio.
El filosofo la miro, era la primera vez en mucho tiempo que escuchaba su vos, con una sonrisa miro a la joven, miro sus ojos, de un extraño color plata y fue entonces cuando se atrevió, sin permiso, a hablarle a la joven.–y el de usted mi princesa, significa canto de paz.
Ella simplemente regreso a sus tareas, ¿había notado su enojo hacia él?, pero el filósofo simplemente se disculpo y se retiro de aquella habitación.
Una noche de luna llena la joven cansada de la vida y de las actividades de unasoberana, decidió salir, camino hacia el rio Nilo, y en la orilla se sentó, su mente estaba tan cansada que no oía mas sonido que el rio corriendo, sumergida en aquel dulce sonido, no había notado que una silueta caminaba hacia ella.
–mi princesa no debería estar aquí tan tarde y sola.
Su paz se había roto, ellasimplemente se levanto, sin mirarlo, camino.
–mi princesa acaso hice algo indebido, no entiendo el por qué su enojo hacia mí.
La joven se quedo callada y miro la luna.
–simplemente no me gustan los pensamientos de una cabeza estricta.
El...
tracking img