Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3188 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Colavini, Ariel O.

Opinión del Procurador General de la Nación.

1° ­­ El ciudadano Ariel O. Colavini fue detenido por una comisión policial mientras circulaba por la plaza denominada "Los Aviadores", en la localidad de la Ciudad Jardín Lomas del Palomar, en razón de haberse secuestrado entre sus ropas dos cigarrillos que contenían, según determinó una pericia posterior, Cannabis sativaLinneo, conocida usualmente como "marihuana".

La sala I de la Cámara Federal con asiento en la ciudad de La Plata, confirmó la sentencia de 1ª instancia que condenara al nombrado Colavini a la pena de dos años de prisión de cumplimiento en suspenso, y al pago de una multa de $ 5.000, por considerarlo autor del delito previsto en el art. 6° de la ley 20.771.

El defensor oficial dedujo a fs. 115118 el remedio extraordinario que prevé el art. 14 de la ley 48, afirmando que el Acuerdo Sudamericano sobre Estupefacientes y Psicotrópicos aprobado por la ley 21.422 no pena el uso personal de estupefacientes en forma privada y que esta ley es de igual jerarquia y posterior a la ley 20.771. Sostiene, además, que la disposición antes citada de esta ley contraviene lo dispuesto en el art. 19 de laConstitución Nacional, toda vez que al reprimirse la tenencia de estupefacientes aunque esté dirigida al uso personal se sanciona una acción de naturaleza privada de las que se encuentran, de acuerdo al texto constitucional, fuera del alcance del legislador.

2° ­­ A mi modo de ver, el argumento basado en que la ley 21.422 habría establecido la licitud del uso personal de estupefacientes, carecede fundamento.

En primer lugar, cabe señalar que el Primer Protocolo Adicional del referido acuerdo internacional que aprobara la citada ley 21.422, entre las figuras que se aconseja incluir en las legislaciones nacionales represivas, incluye la tenencia ilegítima de estupefacientes (V. punto 2, inc. "h") en una redacción similar a la que ofrece el art. 6° de la ley 20.771.

Por lo demás, elacuerdo de marras solo reviste un carácter meramente dclarativo, donde los países signatarios se comprometen a adoptar las medidas que en él se sugieren a fin de uniformar los instrumentos de lucha contra el tráfico y uso indebido de estupefacientes.

3° ­­ En nuestro régimen constitucional resulta admisible afirmar que existen ámbitos de conducta humana que no pueden ser abrazados por laregulación estatal.

Así, V. E. ha declarado, citando palabras del juez estadounidense Miller, que es necesario reconocer que existen derechos privados en todos los gobiernos libres, fuera del contralor del Estado. Un gobierno que no reconozca tales derechos, que mantenga las vidas, la libertad y la propiedad de los ciudadanos sujetas en todo tiempo a la absoluta disposición e ilimitada revisión aunde los más democráticos depositarios del póder, es, al fin y al cabo, nada más que un despotismo (Fallos, t. 150. p. 432).

La Constitución Argentina reconoce al hombre derechos anteriores al Estado, de que éste no puede privarlo (Fallos, t. 179, p. 117 ­­Rev. La Ley, t. 8, p. 404­­). Se trata, pues, de una esfera intangible del individuo, que le pertenece por su propia condición de tal y queconstituye un atributo inseparable de su personalidad, a la que el Estado se obliga a respetar, limitando su potestad, y dando así carácter jurídico a esa zona de libertad (conf. Corwin, Edward S. "Libertad y Gobierno", ps. 30 y 31, Buenos Aires, 1958).

Estos principios emergen del art. 19 de la Constitución Nacional, en cuanto dispone que las acciones privadas de los hombres, que de ningún modoofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen los derechos de un tercero, están solo reservados a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados. Esta es, además, la opinión común de nuestra doctrina constitucional (conf. Estrada, José, M., "Curso de Derecho Constitucional", t. I, ps. 115 y sigts, Buenos Aires, 1927; Montes de Oca, M. A., "Lecciones de Derecho Constitucional", t. I,...
tracking img