Homosex and economics: sobre el costo-beneficio de las relaciones homosexuales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2579 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
HomoSex and Economics: sobre el costo-beneficio de las relaciones homosexuales

Este es el primer artículo que estoy mostrando al público virtual, y es además la primera vez que exteriorizo mis ideas de forma escrita; porque, en honor a la verdad, soy bastante holgazán para materializar mis pensamientos en letras. En esta oportunidad, deseo compartir con ustedes – independientemente del géneroque tengan – mi opinión acerca de lo complejo que es mantener una relación sentimental con una persona del mismo sexo, e intentaré dar una respuesta al por qué – como dicen algunos amigos – el mundo gay es un terreno poco fértil para el inicio de una relación madura en este plano. Y ello, a partir de las herramientas que proporciona el análisis económico (en adelante, AE).

En principio, yrápidamente, explicaré que el AE es un instrumento que permite predecir comportamientos considerando ciertas variables. Para el caso que me interesa, emplearé 2: (i) las personas son maximizadoras de sus propios beneficios y (ii) tienen preferencias estables. Por la primera, se entiende que los individuos son racionales y buscan lo mejor para ellos; por la segunda, existe una tendencia predecible paradeterminar qué es lo que suelen desear las personas. Ahora bien, esto nos permitirá simplificar la realidad para aproximarnos a lo que cada chico “curioso” tiene en la mente.

Es normal que la curiosidad adolescente tienda a orientarse, casi inevitablemente, sobre el ámbito sexual, y con ello, se descubren o se liberan ciertos gustos que empiezan a aflorar en esa etapa y que claman por serexperimentados, o que simplemente se reprimían o dejaban de lado por temor, desidia, la baja cantidad de hormonas que no activan la necesidad del placer sexual, lo poco relevante que podían significar ese tipo de sensaciones, o lo usual que puede sentir una persona cuando intenta navegar en la tormenta hormonal de la adolescencia.

Sea cual fuera el caso, uno intenta vivir como puede, reprimiendo adeterminadas escalas sus nuevas sensaciones. Por supuesto, este nivel de represión es directamente proporcional a la condición de homosexualidad; es decir, si un chico es consciente que aquello que está experimentado no es novedoso, dado que en su niñez pudo percatarse de sensaciones semejantes, entonces podrá concluir – siendo sincero consigo mismo – que es homosexual. Y de este modo, su forma depensar sobre las relaciones sexuales estará, en principio, ligada a las relaciones sentimentales. Quiere decir esto que, en la medida de lo posible, intimará con un chico que quiera mantener una relación amorosa; y, en consecuencia, su actuar será ciertamente flexible para que dicha relación se prolongue.

Pero como manifestaba, los niveles de represión varían. Existen chicos – que de acuerdo ami experiencia como investigador representan el mayor número de casos – cuyos deseos son inestables y vacilan antes de actuar. Cuando deciden, optan por algo pasajero para no verse involucrados con una situación que no han terminado de analizar, y que tampoco quieren analizar. Por lo tanto, intimarán, de darse el caso, con un chico que sienta lo mismo; o conversarán con aquel que les parezca de suagrado (sin importar exactamente el interés de esta última parte), y llevarán a cabo lo que inicialmente buscaban. En este escenario, su actuar tiene una preponderante cuota utilitarista, porque las relaciones que entable con personas de su mismo sexo serán el medio para obtener placer (v.g., la utilidad), sin necesidad de comprometerse a ingresar de llano, aunque sí caletamente, al mundo gay.Adicionalmente, debo confesar que dicha autoexclusión responde a la escalofriante sensación de ser miembro oficial del “equipo de ambiente”. Y esto es así porque a muchos la sola idea de sentirse gays, los desestabiliza, los reduce emocionalmente; de ahí que la mayoría se escude en una supuesta bisexualidad, que podría como no ser fundada. Aquí, la cuasi-negación deriva en un actuar represivo,...
tracking img