Horas santas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 128 (31766 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA HORA SANTA

HORA SANTA SACERDOTAL

Oración.

Aquí nos tienes ¡oh buen Jesús¡, postrados ante tu divina Majestad, en el Santísimo Sacramento del Altar, para adorarte en compañía de los santos ángeles custodios del Sagrario. No somos dignos, Señor, como ellos, de estar ante tu divina presencia, pero nos llamas con insistencia, diciéndonos: “venid a mi sagrario ustedes los pecadores; tengosed; tengo sed devoradora de ser amado de los hombres, pero no encuentro casi a nadie que tenga voluntad de aplacarla con retorno de amor cumplido y generoso.... No hallo quien me ofrezca en este estado de abandono un lugar de reposo....¡quieres tú consagrarme tu alma para que en ella descanse mi amor crucificado que el mundo entero menosprecia?. Quiero que tu corazón me sirva de asilo en el queme cobije para solazarme cuando los pecadores me persigan y me arrojen de los suyos.

Confundidos, Señor, con tan gracioso favor, nos acercamos a ti a saciar nuestra sed con las lágrimas de nuestro arrepentimiento. ¡Piedad, Señor, para este pecador, que te ha ofendido! ¡piedad! ¡perdón!.

Venimos a acompañarte en esta soledad, donde día y noche permaneces intercediendo por nosotros.

Quieroamarte por los que no te aman y morir victima de amor en el Sagrario.

Venimos a pedirte perdón por los pecadores, por los blasfemos que te maldicen, por los herejes que te injurian, por los que corrompen a la juventud, por los sacrílegos que te crucifican, por los sacerdotes que se arrepienten y se olvidan de ti.

Acepta esta hora santa que en compañía de nuestros ángeles custodios, venimos aofrecerte en estos momentos en que tantos te ofenden, o al menos viven olvidados de ti. Amén.

Canto .........

INVOCACIONES POR LOS SACERDOTES:

Amado Jesús, humildemente postrados ante la pequeña hostia, en la cual te quisiste ocultar por un milagro de inmenso amor por nosotros, ponemos a tus plantas con filial ternura, nuestro entendimiento, corazón, en fin toda nuestra vida.

Venimos,Jesús, en unión de la Santísima Virgen, tu madre inmaculada, para estar contigo pues si como Dios estás en todas partes, y en cualquier parte te encontramos, sin embargo en este lugar nos llenamos de alegría por tu presencia real como Dios y Redentor.

Venimos a presentarte el homenaje humilde de los corazones que creaste y que son tuyos. Humilde homenaje de amor y gratitud.
Venimos apedirte mucho y a conseguir todo, apoyados en tus palabras alentadoras; “ pedid y recibiréis”.

Venimos a pedirte, en espíritu de profunda súplica, por el mundo, por todos los hombres, especialmente por los sacerdotes, religiosos misioneros y religiosas.

Todos: Señor ¡escucha nuestra oración, te imploramos por medio de tu madre Santísima!.

Sacerdote: Fuiste tu el que nos mandaste orar cuandomiraste compadecido la desproporción del enorme campo de la mies y el reducido número de sus operarios. Y de tu alma enternecida, salió aquel: “pedid al señor de la viña que mande operarios a su mies”.

Todos: Envía señor, operarios a tu mies ¡ no permitas que se pierda la cosecha.

Sacerdote: Aquí estamos, Jesús, para suplicarte con humildad. El señor eres Tú y la viña son tus pobres almas:todos nosotros.

Todos: ¡La mies es mucha y pocos los operarios!. Aumenta el número de los cultivadores, a los cuales diste el encargo augusto de cooperar contigo en la obra suprema de las almas, que viniste a salvar con tu preciosísima sangre. ¡Pocos, oh Jesús!, muy pocos son los segadores, haz que ellos sean numerosos , y sus cosechas, abundantes.

Sacerdote: ¡Óyenos, Señor, Tú que eres el Donde infinita largueza y después de permitirnos disfrutar de los bienes del siglo, nos colmas con la incomparable felicidad de la dicha eterna!
Estableciste al Sacerdote como medianero entre ti y las criaturas, “¡menor que Dios pero mayor que hombre..!”. Tu cooperador; el Sacerdote, perpetúa al Divino Redentor y Santificador repite tus palabras ... Y con ellas la maravilla de tus obras: “¡ Yo te...
tracking img