Humanos sinteticos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4158 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jesús Quintanilla Osorio

HUMANOS SINTÉTICOS

Editado por e-libro.net para su sección Libros gratis Diciembre, 2001

Nuevamente los helicópteros. No sé cómo llegué hasta aquí, pero el sonido de los helicópteros, me asusta. Es como si recordara el tiempo de la guerra, pero de esto ya ha pasado mucho tiempo. Demasiado. Ahora, entre los escombros, el fétido aire no me deja respirarcómodamente y hasta lastima mi nariz. Sin embargo, es mejor estar guardado aquí que sentir la lluvia ácida escociendo mi piel. El cielo está permanentemente plomizo, como si todo color hubiera desaparecido y el mundo fuera gris, como el silicio. Todavía recuerdo cuando le dije a Miri, mi pequeña, que no le tuviera miedo a los robots de la película de la noche, y ella, con sus cuatro años de prístinainocencia, se acercó secándose las lágrimas con sus puñitos. “¿No me haya daño el bobot, papá?”, y en su cara se dibujaba la esperanza. La acaricié y su sonrisa me iluminó como el sol de medianoche. “No, mi amor, los bobots no te harán ningún daño”. Pero no había sabido cuán pronto se quebraría todo a mi alrededor como un viejo plato de porcelana china hecho añicos. Las guerra, la

2

horrible guerracon sus atrocidades y su injusta mirada aviesa lamiendo la paz como un gran perro come su desayuno con el hambre consumiéndolo, habíase presentado y las máquinas se apoderaron del mundo. Sólo que sospechaba que no se trataba de simple inteligencia artificial, sino de horribles mutaciones genéticas con DNA recombinantes de silicio que convirtieron a los humanos sintéticos. Éstos se aliaron contralos humanos verdaderos y se desató una cruenta batalla donde el mundo fue envuelto por la locura. Perecieron millones de personas ora por gases venenosos que vertieron sobre las ciudades en las madrugadas invernales cuando se estacionaban los contaminantes, ora por bombas atómicas selectivas de corto alcance o por simple eliminación directa. Unos pocos miles de humanos se reagruparon en medio delfragor de la batalla y encararon la dificultad con los mínimos recursos. Se formó entonces, la Liga de Seguridad Humana, un grupo paramilitar con hombres no entrenados (periodistas, abogados, empleados de oficina, etc.) y apenas dos o tres estrategas que eran los líderes del movimiento. Se lograron algunas

3

victorias, pero el temor de mi hermosa chiquilla sobre los "robots" se convirtió enuna pesadilla real de la que nadie lograba despertar. Y en ese lapso, pereció Mandy, mi querida esposa. De mi hija, sólo supe que había sido protegida por un grupo protestante de líderes histéricos, pero compasivos. Yo debía sumarme a los que combatían por si lográbamos recuperar algo del mundo perdido donde lo preocupante era llegar tarde a la oficina y checar después de las ocho y quince, dondeel estrés se medía por los aumentos a los precios y las horas perdidas en los embotellamientos. Todos se preocupaban por la muerte de elefantes en Kenia o las ballenas suicidas varadas en las playas, pero no pasaba de conversaciones de café y miedos nocturnos cuando la cafeína producía terrores a los ansiosos, y el Percodán salía a relucir como la panacea para todos los males habidos y por haber.Era estresante. Inaguantable a veces, pero formaba parte de la cotidianeidad de la vida, y hasta se hacía necesario para no aburrirse en casa los domingos con las películas repetidas y los festivales tontos de concursos. Todo ello, formaba parte de un vago espejismo que parecía haberse disipado en un instante, cuando la

4

humanidad despertó al terror de los humanos sintéticos con genes decodificaciones plastilizadas y tan frías como su origen. Esto parece haber sucedido hace tanto tiempo, que da la sensación de que el mundo siempre estuvo en esta guerra, poblado de enemigos sintéticos que desean aniquilar a la humanidad y sentarse como los reyes de la creación, ya que nosotros fallamos como los mayordomos de este mundo, seres sintéticos con miradas de lector óptico, y se han...
tracking img