Ia en nicaragua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1004 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La sabiduría convencional de hoy dice que el ascenso de India y China será el gran factor que impulsará los empleos y salarios a lo largo del siglo veintiuno. Kenneth Rogoff Los empleados que reciben altos salarios en los países ricos pueden esperar que su ventaja competitiva se vaya viendo erosionada de manera constante por competidores capaces y enormemente trabajadores de Asia, América Latina,e incluso, quizás, algún día, de África. Se trata de una buena historia, llena de drama humano y política de poder. Sin embargo, me pregunto si dentro de las próximas décadas otro factor ejercerá una influencia aún mayor sobre nuestras vidas laborales: el aumento exponencial de aplicaciones informáticas de inteligencia artificial. Mi portal al mundo de la inteligencia artificial es estrecho: eljuego del ajedrez, de más de 500 años de antigüedad. Puede que a usted le importe un pepino este juego, considerado por mucho tiempo el deporte intelectual por excelencia. Pero los asombrosos avances surgidos del mundo ajedrecístico en la última década no deberían dejar de llamar su atención. Durante largo tiempo, el ajedrez ha sido la pieza central de la investigación en el mundo de lainteligencia artificial. Si bien en principio el ajedrez es solucionable, la complejidad computacional del juego es casi imposible de aprehender. Es sólo una ligera exageración decir que hay más movidas posibles en un juego de ajedrez que átomos en un universo.

Computadores comienzan a vencer a los seres humanos
Durante la mayor parte del siglo veinte, los programadores fracasaron rotundamente en susintentos de diseñar computadoras que jugaran ajedrez a un nivel capaz de competir con los mejores jugadores humanos. La capacidad de intuición, visualización y priorización de un maestro ajedrecista humano era muy superior al método de fuerza bruta de las computadoras. Poco a poco, éstas fueron mejorando, pero aún así parecían muy inferiores a los mejores jugadores humanos. O eso creímos. Entonces,en 1997, en lo que con seguridad será recordado por largo tiempo como un hito histórico del hombre moderno, la computadora “Deep Blue” de IBM sorprendió al mundo al derrotar al campeón mundial Gary Kasparov. El altivo Kasparov, tal vez más sorprendido que nadie, estaba seguro de que el equipo de IBM debía haber hecho trampa. Con sarcasmo, dijo a los periodistas que sentía que “la mano de Dios”había guiado a su contrincante de silicio. Pero el equipo de la IBM no había hecho trampa. En lugar de ello, a través de una combinación de ingenioso software y una enorme potencia de computación en paralelo, habían producido una entidad basada en silicio de tal refinamiento y sutileza que los grandes maestros del ajedrez internacional (incluyéndome) quedaron simplemente asombrados. Desde 1997, lascomputadoras no han hecho más que mejorar, hasta el punto que los programadores

informáticos ya no consideran un gran reto vencer a jugadores humanos. Se podrá decir que, a fin de cuentas, no es más que un juego. Puede ser, pero déjenme decirles esto: cuando yo jugaba ajedrez profesional hace 30 años (una vez representé a los Estados Unidos en el ciclo del Campeonato Mundial de Ajedrez), sentíaque podía decir mucho de la personalidad de alguien si veía una muestra de sus partidas, incluso en el caso de un aficionado. Hasta hace muy poco, no me resultaba difícil distinguir una computadora de un contrincante humano. Ahora todo ha cambiado. Hasta se puede hacer que las máquinas imiten a jugadores humanos famosos --incluidos sus defectos-- tan bien que sólo un ojo experto (¡y, alguna veces,sólo otra computadora!) puede detectar la diferencia. Hace más de medio siglo, el abuelo de la inteligencia artificial, Alan Turing, argumentó que la totalidad del funcionamiento del cerebro se podía reducir a expresiones matemáticas, y que algún día una computadora rivalizaría con la inteligencia humana. Planteó que la gran prueba para una inteligencia artificial sería si un interrogador humano...
tracking img