Ideal politico de la sociedad colombiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2026 palabras )
  • Descarga(s) : 73
  • Publicado : 23 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Inicio > Fe y Política

Como Basura del Mundo

Profundización del derrumbe ético en Colombia
Viernes 20 de agosto de 2010

Los últimos ocho años del gobierno Uribe en Colombia significaron para la conciencia de la sociedad el consentimiento de prácticas que contradicen los principios éticos que fundamentan los derechos humanos. Los medios masivos de información han dado cuenta dealgunas de estas prácticas, más en su afán noticioso, no pasan de ser calificados como escándalos, que como todos, tienen su clímax y pasan.

Al final todo queda un simple registro en las web y en en muy buenos artículos de opinión, que son leídos solo por círculos informados, bastante minoritarios de la sociedad colombiana. Pero poco a poco todo es parte de la costumbre.

El derrumbe ético está enlo que las prácticas estatales han ido labrando en la conciencia de las mayorías.

En el caso de los sectores más empobrecidos de la sociedad, los programas de asistencia como Familias en Acción, que efectivamente llegaron con recursos periódicos a un significativo número de familias, desvió la comprensión del Estado como garante del bienestar de sus asociados y lo convirtió en oferente deayudas, como si se tratara de cualquier agencia humanitaria.

Estas “ayudas” estuvieron lejos de generar autonomía productiva por parte de las familias. Lo que produjeron fue un refuerzo de la mentalidad dependiente, la opinión positiva sobre la actitud caritativa del gobernante, a quien vieron como un padre dadivoso al que había que retribuir con el voto propio y el de la familia, hasta reelegirlopara un segundo período. Se logró así asegurar una nueva clientela, cuya conciencia se hizo comparable, ya no necesariamente con una botella de licor, un pan o una teja, si no con dinero contante y sonante, una limosna para el hoy, continuamente otorgada, sin que se resuelva el problema del empleo digno, de la alimentación o del derecho a la tierra.

El Estado dejó de tener la obligación degarantizar derechos a ser portador generoso de limosnas. Los grandes ingresos que debían llegar a los campesinos pobres, del programa gubernamental Agroingreso Seguro, fueron entregados, en cambio, a reinas de belleza, ganaderos, terratenientes, palmicultores, paramilitares, narcotraficantes, sin que tuvieran que reembolsar ni un solo peso al erario público. Ese Estado sirvió a los sectores que lepermiten asegurar el modelo de seguridad con el control social productivo, garantizando acumulación para los menos y la exclusión consentida para los más; respondió a las lógicas de acumulación del capital a través de monocultivos y los agronegocios y se fortalecieron como un régimen despótico y excluyente.

En esta fase de construcción del Estado, los estamentos militares asumieron un papelprotagónico, la fuerza por encima de la razón, lo militar por encima de lo civil. Se institucionalizó masivamente lo que antes se conocía como campañas cívico-militares, con el propósito de lograr la “confianza inversionista”, socializando la responsabilidad en seguridad, haciendo de los empobrecidos parte de los esquema de seguridad, garantizados con las boronas de esa caridad gubernamental. El Estadocesa en su deber de garante y da respuestas asistenciales, y los asistidos son parte de la responsabilidad institucional en materia de seguridad.

Las campañas cívico militares dejaron de nombrase así en la reingeniería discursiva, como ocurre en Afganistán e Irak. Toda práctica de intervención económica – la caritativa- y la de agronegocios estuvo mediada por el estamento militar desde losCentros de Coordinación de la Acción Integral. El Estado abdicó de los principios del derecho Internacional Humanitario para configurar un control social territorial donde se combina la represión, la inoculación del terror, con las obras caritativas a los más pobres y los miles de millones a los ricos. El Estado abdicó de su identidad como resolutor de conflictos para violar derechos “legítimamente”...
tracking img