Iglesia de socoroma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3228 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Iglesia de Socoroma

Hemos querido presentar un segmento dedicado a la Iglesia de Socoroma ya que actualmente se ha generado un problema motivado por su necesaria reconstrucción. Primero explicaremos de qué se trata el problema y luego entregaremos una breve historia de la Iglesia, centrándonos en épocas remotas que pueden ser seguidas a través de archivos y que en gran parte hanescapado a la memoria colectiva que actualmente se tiene respecto a la evolución de la Iglesia en el pueblo. Por eso, este apartado lo consideramos como un aporte de gran interés a la comunidad.

El pueblo de Socoroma en vista de los daños provocados por los temblores de los últimos años, 2002 y 2005, que afectaron a la Iglesia dañándola en gran medida, con algunas murallas derrumbadas y otrasprontas a hacerlo, creó el “Comité Pro-Reconstrucción Iglesia de Socoroma” el 2 de Julio del año 2005, encabezado por el Fabriquero, don Rafael Humire, y algunos mayordomos, Eduardo Mayorga de Candelaria y Efraín Choque de San Francisco, con el fin de recaudar fondos y donaciones para reconstruirla con bloques texturados, o las llamadas bloquetas de cemento, el material considerado sólido.Ante esta iniciativa de la comunidad el Padre Amador Soto, párroco de Putre y encargado de la pastoral andina para los pueblos de Arica, se opuso manifestando su intención de reconstruir la Iglesia con los materiales originales, es decir de adobe, y para evitar que la comunidad continuara con su Comité el Obispado de Arica impuso un recurso de amparo sobre la Junta de Vecinos de Socoroma.La discusión se puede seguir a través de la correspondencia entre la Comunidad representada por el Fabriquero don Rafael Humire y el Obispado de Arica representada por el Padre Amador, de la siguiente manera. El día 15 de Julio del 2005 el Padre Amador le escribe al Fabriquero de Socoroma que se está tomando atribuciones que no le corresponden, no está respetando la autoridad del obispo alintentar reconstruir la Iglesia a su manera y además argumenta que:

“… la iglesia de Socoroma, así como sus terrenos de cultivo y la casa cural, son propiedades privadas del Obispado de Arica. Tal como ha sucedido por siglos, la comunidad católica se encarga de la custodia de estas propiedades. No corresponde que ninguna autoridad o institución civil alguna resuelva acciones relacionadascon estas propiedades a no ser que cuente con la expresa autorización del Obispado (…) Es imposible resolver asuntos de la iglesia sin considerar a quienes son, en estricto rigor, los primeros responsables de la preservación de la fe católica en el lugar”

A esto don Rafael Humire responde prontamente el 23 de Julio, argumentando su autoridad por sobre la del Obispado en materia de laIglesia:

Primero: El cargo o investidura que ostento actualmente, emana precisamente de la designación y clamor popular de los habitantes de Socoroma, y no así del obispo de Arica al que ni siquiera conozco. No existe intervención eclesiástica alguna en la designación del Fabriquero como usted pretende reprocharme.
Segundo. Debo recordarle estimado Padre que tanto la iglesia comolos terrenos que hoy ostenta el Obispado de Arica solían ser de propiedad de la comunidad de Socoroma y por tanto sorprende muchísimo la actitud asumida por usted y el obispo de Arica teniendo en cuenta la legitimidad con que se ha actuado con relación a estos bienes inmuebles.
Cuarto: Fácil es criticar desde Arica las alternativas que manejamos nosotros los habitantes reales deSocoroma. He ahí la razón por la cual nadie conoce al obispo en Socoroma, y he ahí el malestar de nuestra gente a acatar decisiones autoritarias y desprovistas de toda comprensión por nosotros, los socoromeños (…)
Es por todo ello Padre que debo expresar mi molestia con la carta que usted me ha enviado puesto que desconoce más usted que yo las costumbres andinas con las que por generaciones...
tracking img