Importancia de la medicina veterinaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8293 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
IMPORTANCIA DE LA MEDICINA VETERINARIA
Eduardo de la Colina Alva

“Si volviera a ser joven, e incluso, si a mi edad estuviese mas sano, me inscribiría en la Escuela d’Alfort. Las lecturas de las obras de Veterinaria me apasionan y, por ello, siento que me hubiese gustado llegar a ser Médico Veterinario”
LOUIS PASTEUR
7 de septiembre de 1877

Cuando hace unos 10,000 años, el hombrecomenzó a domesticar a los animales, también comenzó a experimentar la necesidad de cuidarlos adecuadamente. Muchos de los primitivos “veterinarios” fueron mártires ignorados; perecieron a causa de las enfermedades que los animales transmitían a los seres humanos y muchos de ellos también intuyeron, de seguro, sobre la existencia de interrelaciones entre la patología animal y la humana, situación que laciencia ha venido a confirmar muchos miles de años después.

Actualmente, los profesionistas que descienden de aquellos precursores conocen microorganismos, medicamentos, vacunas, aparatos ortopédicos, prótesis, técnicas quirúrgicas y progresos en epidemiología y salud pública que son importantes contribuciones de la Ciencia Veterinaria a la medicina universal.

Del animal al hombre. Durantemucho tiempo los campesinos ingleses habían notado que los ordeñadores no se enfermaban de viruela por lo que el médico rural inglés Edward Jenner supuso, de manera acertada, que las erupciones que presentaban algunas vacas en las glándulas mamarias eran análogas a las de la viruela humana y que, por alguna extraña causa, protegían de la cruel enfermedad a los que las manipulaban.

Lapráctica de la inmunización, sin embargo, parece provenir de la antigua China. Se cuenta con testimonios de viajeros que afirmaron, un siglo antes de Jenner, que los alquimistas chinos inmunizaban a los niños y adultos contra la viruela, utilizando exudados de las lesiones de pacientes con la enfermedad activa, a los que sometían a un proceso ahora desconocido, para después aplicarlo, por medio deagujas, a la población, y de esta forma protegerlos de la forma más cruel de la viruela. Se sabe que esta inmunización provocaba una forma benigna de la infección.

Algunos años mas tarde, la práctica se había extendido por el Oriente y, a finales del siglo XVIII, la viruela afectó a la esposa del embajador británico en Estambul, quien quedo irremediablemente marcada de por vida por las lesiones y,quien supo por sus criados, que existía una forma de prevenirla. Hizo traer a un curandero otomano a su palacio y permitió que inmunizara a su pequeño hijo. Esta experiencia posiblemente inspiró al médico rural inglés, ya que esta dama, al regresar a Londres, propagó la información.

Por su doble descubrimiento de un vínculo entre patología animal y humana, y la posibilidad de inmunización, laposteridad ha honrado a aquel profesional de la medicina quien, en 1796, practicó la primera inmunización occidental contra la viruela, a partir de un exudado proveniente de la ubre de una vaca, de donde la vacunación tomó su nombre.

En cambio, los historiadores de la medicina prestan muy poca atención a verdaderos regalos de la Medicina Veterinaria a la Ciencia Médica, tales como los toxoidesantidiftérico y antitetánico ambos desarrollados por un Veterinario francés, que colaboró estrechamente con el Dr. Louis Pasteur, llamado Gastón Ramón; las vacunas combinadas para la administración simultánea, del Veterinario norteamericano J. A. McComb; la vacuna de gérmenes muertos del famoso Médico Veterinario Daniel Elmer Salmon, igualmente descubridor de las bacterias del género Salmonella,llamadas así en su honor.

Los virus atenuados, de cuyo empleo fue precursor el Veterinario y patólogo francés Jean Baptiste Antoine Chauveau (1820-1890), quien igualmente identificó el Clostridium chauvoei; el descubrimiento de los virus filtrables, por los afamados Veterinarios Friederich August Löffler (1852-1915) y Paul Frosch (1860-1928), mientras investigaban la fiebre aftosa y el...
tracking img