Independencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1341 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sin la lucha de las mujeres, no habría Independencia




Lunes, 22 de Septiembre de 2008


Sus nombres, pocos conocidos y muchos ignorados Manuela, Fermina, María, Tomasa, Luisa, Gertrudis, Petra, Ana, Francisca, Magdalena, Antonia y Catalina son los nombres de algunas de las mujeres sin las cuales la Guerra de Independencia de 1810 no se hubiera consumado o su fin habría sidodiferente.
De otras se saben sólo sus apellidos, como González, Moreno y La Mar, y de no pocas sólo quedó registrado el lugar de sus actos heroicos, como Soto la Marina y Huichapan.
La Guerra de Independencia contó desde antes de estallada con la participación de mujeres, como Josefa Ortiz de Domínguez, quien contribuyó en su preparación en Querétaro.
Pero fueron miles las que siguieron a las fuerzasindependentistas, que participaron en los combates, que aportaron su dinero, curaron heridos, cuidaron a las y los huérfanos, que sirvieron de correo, de informadoras, miles las que alimentaron a las tropas y abastecieron con agua, ropas y armamento a las fuerzas insurgentes.
Fueron ellas también las que limpiaron la sangre derramada en calles y casas de los pueblos donde se libraron batallas ylas que, durante los sitios a ciudades y comunidades, se arriesgaron a salir en busca de víveres, agua y ayuda.
En voz de la historiadora feminista Patricia Galeana, fundadora de la Federación Mexicana de Universitarias (FEMU), fue activa la partición de la población femenina en la lucha por la Independencia de México y, sin embargo, son pocas las mujeres rescatadas del olvido o a sus acciones nose les ha dado la importancia que tuvieron.
La historiografía, añade la maestra Galeana en su texto “Lecciones de las mujeres de México en el siglo XIX y asignaturas pendientes”, publicado el año pasado en el boletín de la FEMU, sólo ha destacado a Josefa Ortiz de Domínguez y a Leona Vicario.
En menor medida a Mariana Rodríguez del Toro de Lazarín y Gertrudis Bocanegra, que fue fusilada en 1818por los realistas, y a María Ignacia Rodríguez de Velasco y Osorio Barba, “La Güera Rodríguez”, que trascendió no sólo por su apoyo a la insurgencia sino por transgresora al deber ser femenino.
Investigaciones como la titulada Mujeres de Latinoamérica en Cifras, realizada por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en 2003, demuestran que sin la participación de las mujeres eltriunfo de la Independencia no hubiera sido posible y, a pesar de ello, sus acciones no aparecen en la historia.
LAS INSURGENTES, LAS OLVIDADAS Mariana Rodríguez del Toro celebraba, junto con su esposo Manuel, el lunes santo de 1811 una tertulia en su casa, en la ciudad de México, a la que acudían personas simpatizantes de la independencia, relata el cronista Luis González Obregón.
Después delas ochoy media de la noche, un brusco toque de campanas de la Catedral y una salva de artillería alarmaron a los asistentes a la tertulia.
El gobierno virreinal, regocijado por la prisión de Miguel Hidalgo y de sus compañeros anunciaba así el acontecimiento.
La noticia en casa de Mariana cayó como un rayo. El pánico, dice el cronista, enfrió las venas de los más tímidos.
Y Mariana se levantó enmedio de todos diciendo “¿Qué es esto, señores? ¿Ya no hay hombres en América? Los asistentes se preguntaron “¿qué hacer?”.
“¡Libertar a los prisioneros!”, dijo Mariana. ¿Pero cómo?, volvieron a preguntar. Y ella respondió resuelta: ¡Apoderarse del Virrey en el paseo, y ahorcarlo!”.
Esa noche nació la conspiración conocida como la conspiración del año 11, que fracasó, pero despertó en muchoshabitantes de la colonia el espíritu público.
Manuela Medina, nacida en Texcoco y llamada La Capitana, levantó una compañía de independientes, participó en siete acciones de guerra y viajó más de cien leguas para conocer a José María Morelos.
Murió en 1822 como consecuencia de dos heridas que recibió en combate y que la tuvieron postrada “en el lecho del dolor”, narra González Obregón.
María...
tracking img