Informacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1287 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La sociedad en la Venezuela representativa
El edificio institucional de la democracia liberal, vigoroso y socialmente legitimado luego de la segunda postguerra, hoy se encuentra seriamente resquebrajado en su representatividad por el malestar civil. La oligarquización, burocratización y opacidad de sus aparatos partidistas unidos a episodios de corrupción y a la ineficacia de la gestióneconómico social del Estado, se dice, han alejado a los ciudadanos de los partidos históricos, que ahora buscan recuperar la política para la sociedad civil del secuestro al que la han tenido sometida los hombres de los partidos, los políticos profesionales.
La apatía electoral y la caída de la preferencia por los partidos históricos, en beneficio de personajes y movimientos que se presentan comosustitutos de los partidos y de los políticos, son síntomas de la conciencia social contraria a los partidos, originados en casos notorios de corrupción, reales o ficticios, pero solidamente instalados en el imaginario colectivo. Hoy, hasta el vocablo partido luce vergonzoso, dando paso a los movimientos, foros, mesas, redes y a cuanta palabra se le asemeja, tan solo para disfrazar con ropajes semánticosa instituciones inevitables e imprescindibles a toda democracia.
Ortega y Gasset, para referirse a los períodos de crisis históricas decía “no sabemos lo que nos pasa, y esto es precisamente lo que nos pasa, no saber lo que nos pasa”. Porque efectivamente, en la conciencia política de las sociedades democráticas se ha instalado con fuerza, aunque no siempre con rigor, la idea de la crisis derepresentatividad de los partidos políticos. Y por cuanto, como decía McPherson en su clásico La democracia liberal y su época, “lo que la gente cree acerca de un sistema político no es algo ajeno a éste sino que forma parte de él”, urge pensar y ejecutar la readaptación de los modelos y formas de la democracia representativa, en la que los partidos políticos ocupan un lugar nuclear, pues éstos,imprescindibles como son a la democra-cia, han perdido capacidad intermediadora entre la sociedad y el Estado.
Hoy, las sociedades democráticas con partidos debilitados, no saben lo que les está pasando. Hoy estas sociedades sin partidos, no hallan como articularse frente a las insuficiencias o atropellos del Estado. Esta es la gran paradoja de nuestro tiempo de crisis de repre-sentación, del queVenezuela es un buen ejemplo. La propia parte de la sociedad que hoy reclama por la ausencia de oposición, se encargó de desbaratarla, al desbaratar a los partidos, por cierto con una buena dosis de ayuda por parte de los partidos mismos en este proceso de destrucción. Se reniega del político profesional, muchas veces por causas justificadas, en favor del “independiente”, cuando en verdad sólo elprimero es capaz de ser representante a tiempo completo. Así, la política sin partidos y sin políticos deja a una parte sustancial de la sociedad huérfana de una representación articulada, coherente y poderosa. Es precisamente en estas circunstancias paradójicas que los partidos están llamados a recomponerse de cara a recuperar la legitimidad perdida.
La crisis de la política democrática ha producidono sólo resultados paradójicos sino también y fundamentalmente, soluciones ilusorias que lejos de recolocar en espacios novedosos a la representación mas bien la han disuelto peligrosamente, en términos del vigor democrático. Los italianos votaron masivamente a favor de la elimi-nación del financiamiento público de los partidos. El resultado fué la confiscación de la política por los grandesgrupos de interés económicos. En Venezuela, la nueva constitución nacional hizo lo propio sin mayor debate social y el resultado es que el oficialismo es el único capaz de financiarse usufructando los recursos del Estado. No hubo manera de convencer a la autodesignada representación de la sociedad civil venezolana de los efectos perniciosos e ilusorios del sistema electoral llamado uninominal, sino...
tracking img