Ingrid betancourt en busca del rumbo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1441 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El silencio tiene un fin
Por Carlos H. Lozano, Austin Texas, USA October 17-2010
Seria, profunda, reflexiva y midiendo con milimétrica intelectual cada respuesta y frase que salen de su voz pausada. Ya no se le nota cansada, se ve muy saludable. Las huellas del secuestro no se ven en su cuerpo y menos en la expresión de su rostro. Todo va por dentro, en su mente y en su alma.
Ingrid Betancourtvisitó Austin como invitada del evento Texas Book Festival. Llenó de personas el campamento de C-SPAN/TV en donde exponía y presentaba el libro recién lanzado al mercado internacional y titulado: “No hay silencio que no termine”. Explicó en parte lo del secuestro por Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC, y justificó las palabras escritas en el libro que ya ha sido traducido anueve idiomas. Respondió preguntas, saludó de mano muy amable y cálida a mujeres y hombres que se le acercaron. Caminó por la Congress Ave en dirección al Capitolio de Austin, donde muy cerca se encontraba un sitio y una mesa disponible para atender al público. La esperaba una larga fila de más de 70 personas con sus libros bajo el brazo, para que les estampara la firma y una dedicatoria.
ElMUNDO Newspaper fue atendido por la ex candidata presidencial una vez terminó de recibir a las personas, que en su mayoría fueron mujeres.

Es inevitable hablar de su secuestro a través del grupo guerrillero, las FARC y de la liberación de las Fuerzas Militares Colombianas. ¿Se divide en dos la vida de Ingrid Betancourt desde el momento del secuestro?
Mi vida es completamente diferente desdeque pasó todo esto. Ya no hay nada más grave que me pueda acontecer. Definitivamente esto lo cambia a uno en todos los aspectos. Lo social, lo familiar, lo económico a veces parece una vida sin rumbo y es lo que quiero encontrar, el rumbo. Tratar de llevar una vida normal, pero sé que es difícil. No se puede separar, ni olvidar ese pasado. Es una huella y un dolor para toda la vida.

En Colombiahay posiciones muy contradictorias sobre usted y los procedimientos de su salida del país después de la operación “Jaque Mate” que dio como resultado su liberación. ¿Por qué despierta usted estos sentimientos entre algunos colombianos?
Colombia es un país de una gran riqueza humana, de gente maravillosa y sorprendente en lo bueno. Lastimosamente, un país al que amo tanto y por el que he luchadodesde la actividad política, se considere que he hecho algo malo o en contra de la gente. Es muy doloroso para mí todo lo que se dice. Hay muchos intereses políticos de por medio que han deteriorado la imagen de todo lo que he hecho o lo realizado. Tan solo es miedo a que regrese a la actividad política. Intentan acabar con el pasado.

Han pasado más de dos años de la liberación. ¿Durante estetiempo en que se refugió para llevar algo de calma a su vida?
Me dediqué a escribir el libro. Eso era lo que tenía y quería hacer. Tuve mucha dificultad emocional porque era revivir una serie de momentos del secuestro y todo lo pasado durante esos seis años. La vida en cautiverio en la selva por más que se quiera entenderla es muy dura y recordar todo esto para escribir con precisión y detallesfue muy doloroso emocionalmente.

Ya pasó lo del secuestro, el operativo de rescate, se edita y se publica el libro “No hay Silencio que no Termine”. Todo esto es pasado inmediato. ¿Qué hay en el presente y futuro para Ingrid Betancourt?
Es algo así como responder a que hay en congelador, que quedó guardado y yo también me lo pregunto. Son tantos asuntos por resolver después de un secuestro,porque algunas partes de tu vida se detienen y otros no. Siguen su rumbo. Pero necesito estabilizarme emocionalmente, socialmente y económicamente. Es enfrentarse a las responsabilidades acumuladas durante seis años. Al salir del secuestro todos los problemas están acumulados. Por ejemplo no tengo una casa, no tengo un lugar para mí. Todo lugar o sitio donde he estado es temporal. No es mío. Es...
tracking img