Inmigrantes y paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1988 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El aporte de las personas inmigrantes a la paz, más allá de los partidos

Hace algunos años que se le pedía a la izquierda abertzale (tradicional, radical, histórica, etc, ect.) se desmarcara de la violencia de ETA. El lunes 7 de febrero se recordará por el lanzamiento de Sortu y por que esa izquierda ha empezado un proceso de reformulación política de fondo. Por otra parte, también lasociedad vasca pide el fin de la violencia y no sólo de la organización armada, sino la que han ejercido algunos actores estatales. No obstante, la consecución de la paz transita por un camino de espinas. La paz no es fácil. Es más complicada de lo que se cree. Probablemente es más sencillo -e incluso beneficioso- promover la confrontación política para mantener robusto el conflicto. Ahora bien, suelereferirse a la paz desde perspectivas distintas, y es comprensible, dado que las ansias de llegar a ella son enormes como lo es la dinámica del conflicto y la confrontación en momentos de gran tensión entre las partes. En este artículo propongo la perspectiva de la persona inmigrante porque creo que debemos aportar a la paz de este país en donde hemos vivido y vuelto a nacer. Es decir, somosciudadanos aprendiendo del entorno y con plenos derechos a punto de ejercer.

Primero, de la sociedad que he mamado mis nociones de paz y confrontación, un tormentoso conflicto estructura muchas de nuestras relaciones sociales. Por ejemplo, es triste que parte de la sociedad colombiana sea víctima de los actores armados y de miembros de las propias fuerzas militares. Así entonces, la tortura, elnarcotráfico, el desplazamiento forzoso; las desapariciones, etc., son parte de ese conflicto y hoy en día hasta las fronteras con países hermanos mantienen fuerzas especiales de combate en alerta. Sin embargo, Colombia ha intentado varios procesos de paz con las guerrillas: México, Venezuela, Cuba, Alemania, España, Costa Rica, etc., han sido escenarios y testigos de esa búsqueda.Y en el 2005, se logróuna desmovilización importante con sectores del paramilitarismo; aunque aún quedan grupos disidentes y activos de estas fuerzas irregulares en algunas zonas del país. Resumiendo, pese a las dificultades, millones de colombianas y colombianos preferiríamos que el Gobierno y la sociedad civil no cesaran en buscar el diálogo hasta conseguir la paz con los actores armados.

Segundo, el caso deEuskal Herria es singular y debe compararse con cuidado con otros conflictos. Uno, porque este país está inserto en la Europa contemporánea (que pese a la crisis económica y algunas democracias populistas vergonzosas, es estable.) y eso delimita extrapolaciones calcadas de éxito o fracaso en otras negociaciones y en distintas latitudes. Pero eso no quiere decir que no sean experiencias importantespara ayudar a encontrar el camino propio de resolución del conflicto. Dos, para mí la enorme experiencia mundial que existe en este país con respecto a la gastronomía debería servir para hacer un buen plato, el más exquisito de todos. Es decir, creo que todo conflicto posee su propio caldo para cocer su paz. En este país el hambre de paz pone lumbre al lado de esa experiencia de los y las vascas consu sabor y sus estrellas michelin. Recuerdo que cuando llegué la primera vez me dijo mi casero: "los vascos y las vascas negociamos casi todo en la mesa". He comprobado este principio cultural no en una sola ocasión. Y si ahora se cuece el plato de la paz de Euskadi, me lo devoraría con un apetito y gusto terribles. Prometo guardarlo al lado de la receta del bacalao al pil pil, el cual he hechoprobar satisfactoriamente a amigos políticos colombianos.

Tercero, comparado el conflicto vasco con el colombiano, se distancian años luz. Colombia, está ubicada en una rica región pero empobrecida por la inestabilidad gubernamental y la injusticia social. Lo que permite que el conflicto armado haya evolucionado dentro de una democracia fallida como señalan algunos expertos. Por otro lado,...
tracking img