¿Intentó hitler derrotar a franco? (cesar vidal, artículo)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1572 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
César Vidal - ¿Intentó Hitler derrocar a Franco? - Ideas
25 de mayo de 2001
ENIGMAS DE LA HISTORIA
¿Intentó Hitler derrocar a Franco?
Por César Vidal
Las relaciones entre Hitler y Franco constituyen uno de los episodios más espinosos de la historia española
reciente. Para los partidarios de Franco, éste supo siempre controlar las ambiciones de Hitler
comprometiéndose únicamente en aquelloque podía resultarle de interés; para sus adversarios, por el
contrario, existió una identidad de cosmovisión desde el principio entre ambos invasores manifestando
siempre Franco una postura de servilismo hacia el Führer. La realidad, sin embargo, fue mucho más
compleja y en un momento determinado llevó a Hitler a considerar seriamente la liquidación de Franco.
Corría el mes de junio de 1942cuando llegó al Ministerio de Asuntos Exteriores del III Reich una carta muy
especial. El remitente era el general Muñoz Grandes, comandante en jefe de la División 250 de la Wehrmacht.
Más conocida como División Azul, este contingente estaba formado por españoles y combatía en el frente
ruso. La misiva llegaba en un momento especialmente interesante ya que, teóricamente, los días de MuñozGrandes como jefe de la unidad estaban contados y el día 14 debía encontrarse en Berlín su sustituto, el
general Esteban Infantes. Aquel mensaje podía tener un significado de importancia trascendental e
inmediatamente se dieron los pasos para evitar el regreso de Muñoz Grandes a España. Mientras se retenía a
Esteban Infantes en Berlín, el almirante alemán Canaris volaba a España para sondear anteFranco la
posibilidad de que Muñoz Grandes de momento continuara al mando de la División Azul. Franco no pareció
percibir ninguna segunda intención y dio su aquiescencia. Inmediatamente, Muñoz Grandes fue convocado al
Cuartel general de Hitler, la denominada Guarida del Lobo.
Hasta aquellos momentos, el servicio de inteligencia alemán era conocedor de que Muñoz Grandes —el más
falangista de losgenerales de Franco— estaba disgustado por la marcha reciente de la política española. Se
mostraba descontento con los sectores tradicionales del régimen, abominaba de don Juan de Borbón al que ni
siquiera consideraba español, defendía una implicación mayor de España en la guerra y aborrecía
abiertamente a Serrano Súñer, el cuñado de Franco que tenía a su cargo la cartera de AsuntosExteriores. De
hecho, cuando Miláns del Bosch regresó a España, Muñoz Grandes le encomendó un mensaje para Serrano: si
regresaba lo mataría personalmente junto a los de su camarilla. Desde 1941, Ribbentrop, el ministro de
Asuntos Exteriores del III Reich, y Walter Schellenberg, el jefe de la sección VI de la Seguridad del Reich,
estaban barajando la posibilidad de derrocar a Franco y sustituirlo por ungeneral más abiertamente
germanófilo. ¿Podía encajar Muñoz Grandes en ese objetivo?
La entrevista entre Hitler y Muñoz Grandes se celebró el 11 de julio. En el curso de la misma, el general
español fue todo menos discreto. Según el Informe Monteys de 31 de agosto de 1942, despotricó de los
reemplazos de la División Azul alegando que ya no eran mayoritariamente falangistas como en un principioy
tampoco escatimó críticas contra los mandos. Confiado en la comprensión del Führer, le manifestó que no
tenía inconveniente en mantenerse en el frente si así lo estimaba conveniente pero que, en realidad, lo que
deseaba era regresar a España con apoyo alemán y llevar a cabo una limpieza a fondo con ayuda de la
Falange. En su opinión no resultaría necesario derribar a Franco sino que bastaríacon convertirlo en Jefe de
Estado de manera decorativa mientras él asumía la presidencia del Gobierno.
La respuesta de Hitler fue positiva ya que —sin saberlo Muñoz Grandes— coincidía con los planes que ya
hemos mencionado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la inteligencia del Reich. Así, acordó mantener
una comunicación directa, secreta y extraoficial con el general y luego, por su...
tracking img