Introducción a la angelología 1

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (720 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una verdad que se incluye en el cuerpo didáctico de las Sagradas Escrituras es la que declara que existe un orden de seres celestiales muy distintos de los seres humanos y de la Deidad, y que ellosocupan un estado superior al actual del hombre caído. Estos seres celestiales se mencionan por lo menos 108 veces en el Antiguo Testamento y 165 veces en el Nuevo, y de este extenso conjunto bíblico elestudiante de la Sagrada Escritura, puede elaborar la doctrina de los ángeles.

El vocablo ángel, que se deriva bien de mal’ak del hebreo del Antiguo Testamento, o bien de aggelos del griego delNuevo Testamento, quiere decir simplemente mensajero. Estos seres ejecutan las órdenes de Dios a quien sirven. Los ángeles santos son mensajeros del Creador, mientras los caídos son mensajeros deSatanás, denominado en la Biblia “el dios de este siglo”, y a quien ellos mismos han prometido servir. A veces a los hombres se les llama mensajeros como en Apocalipsis 1:20, aunque hay ciertos expositoresque afirman que los mensajeros de las siete Iglesias de Asia son seres del mundo espiritual.

La palabra ángel no sólo es genérica por aplicarse a todos los órdenes de los espíritus creados, sino quetambién se usa para expresar su servicio u oficio.

Al estudiar la doctrina de los ángeles, como el estudiar cualquier otra doctrina teológica, hay campo suficiente para el uso de la razón. Envista de que Dios es Espíritu (Jn.4:24) y de que en ninguna manera participa de los elementos materiales, es natural presumir que hay seres creados que se asemejan más a Dios que las criaturas mundanasque participan igualmente de lo material y lo inmaterial. Hay reino material, reino animal y reino humano; así que se puede considerar que hay un reino angélico o de los espíritus. Sin embargo, laAngelología no descansa sobre el razonamiento, ni sobre la suposición sino sobre la revelación divina.

Tal como el universo ha sido ordenado no ha sido voluntad de Dios que los hombres tengan...
tracking img