Introducción a las ciencias sociales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 118 (29418 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN A LAS CIENCIAS SOCIALES

PRIMERA UNIDAD. PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DEL CONOCIMIENTO EN LAS CIENCIAS SOCIALES A PARTIR DEL SIGLO XIX
1.1. El siglo XIX: de las ciencias naturales a las ciencias sociales
1.2. La construcción del objeto de estudio en las ciencias sociales
SEGUNDA UNIDAD: ENFOQUES TEÓRICOS DE LAS CIENCIAS SOCIALES
2.1. Contexto histórico y planteamientos centrales delos enfoques teóricos de los siglos XIX y XX
2.2. Desarrollo de dos enfoques teóricos y su aplicación
TERCERA UNIDAD: LAS CIENCIAS SOCIALES
3.1. Enfoques teóricos aplicados a cada ciencia social
1. Economía
2. Antropología
3. Derecho
4. Ciencia política
5. Historia
6. Sociología


PRIMERA UNIDAD. PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DEL CONOCIMIENTO EN LAS CIENCIAS SOCIALES A PARTIR DEL SIGLO XIX1.1. El siglo XIX: de las ciencias naturales a las ciencias sociales
Los humanos no son la única especie que depende de sus pares para sobrevivir. Otras formas de vida, como las hormigas, los lobos o los chimpancés son de sobra conocidos por su dependencia del grupo, sin el cual no podrían vivir individualmente. En esas sociedades, al igual que en las nuestras, también existen jerarquías, lacooperación para conseguir el alimento, así como la competencia por los recursos. Esta comparación dio pie a que, en diferentes etapas, las ciencias sociales se equiparan a las ciencias naturales, especialmente a las biológicas. Si existen ciertos principios comunes entre las especies, ¿por qué no estudiarlas con el mismo método?
La sugerencia puede ser razonable, pero las cosas no son tansencillas.
Entonces ¿Qué nos diferencia de otras especies animales? ¿Por qué la ciencia que estudia al ser humano debe ser diferente a la que estudia especies humanas?
Hace tiempo se creía que los humanos eran la única especie capaz de crear y utilizar herramientas para modificar en su favor el ambiente. También se pensaba que solamente los seres humanos podían crear significados, es decir, cultura.Ahora se sabe que muchas otras especies, pero de manera más importante o sobresaliente los grandes simios, son capaces de crear y utilizar imaginativamente esponjas para absorber agua, cuñas para rescatar algas acuáticas o proyectiles. Lo más importante es que estas herramientas y las prácticas asociadas con ellas son aprendidas de generación en generación y no transmitidas a través de los genes. Unpequeño chimpancé que no aprende durante sus primeros años de vida a romper nueces con un percutor de piedra o un madero, tan solo observando como o hace su madre, es posible que nunca pueda hacerlo a mayor edad, tal y como a nosotros se nos dificultaría aprender a montar una bicicleta a los 60 o 70 años.
El secreto para aprender a elegir una piedra idónea, una base adecuada sobre la cual montarla nuez y luego a controlar la velocidad, y la fuerza precisa para romperla, así como para aprender a montar, equilibrar y maniobrar una bicicleta no se encuentra n los genes, sino en la socialización, el proceso de transmisión de conocimiento de una generación a otra mediante el aprendizaje. Aun así, el mismo rasgo que nos acerca a nuestros próximos antecesores, también nos distancia de ellos.La capacidad humana para resolucionar problemas ha sido infinitamente mayor que la de cualquier especie; la diversidad y la complejidad de las soluciones que los seres humanos han podido formular es uno de los rasgos distintivos de su cultura. Igualmente, todas las formas humanas de sociedad, lo mismo las opulentas y tecnificadas que una que vive básicamente de la caza y la recolección, seencuentran muy lejos de las bandas de chimpancés. La extraordinaria capacidad para crear cultura ha permitido a los seres humanos responder a las restricciones del medio y superar constantemente sus propias limitaciones.
Y si lo anterior es verdad respecto a las especies con las que mantenemos una estrecha relación genética y evolutiva, lo es aún más respecto a formas de vida inferiores y no se diga...
tracking img