Investigacion de talles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
OJOS
Lo dejé dormido, sigilosa salí de la habitación, con las palpitaciones de su miedo reflejado en sus ojos; cerré la puerta, su voz melodiosa se convirtió en un grito de reproche, de un rencor a su corta edad que no pude imaginar, que no pude controlar, pues en mi manía de la disciplina pude controlar sus emociones, su libertad de sentir y nunca es bueno controlar a una persona, ni cuandopuedas, quieras, y sientas que es tuyo. Puse culpa a quienes no la tenían, conductas adoptadas por él por personas que tampoco tenían que ver, pero que sin embargo él las seguía, pues no entendí que todo niño de su edad absorbe todo y quiere imitar a todos, pues no me he dado cuenta de su inteligencia y eso ha sido un motivo de querer tener poder en él, pues a su corta edad sabia bien como obedecer,me entendía todo, entiende todo, palabra por palabra y sólo cuestiona cosas que nunca tubo respuesta inteligente, siempre una absurda y estúpida respuesta hecha por mi ignorancia o mi ceguera, lo quiero, quiero a su padre, quiero a esa tía quien sin ningún motivo sino el de querer y su hijo también quise controlar. Dónde termina la libertad del otro, dónde termina la imagen de respeto de lospadres para poder corregir y dejar a un lado lo que pueda escuchar, ver y sentir el hijo. Ahora se encuentra dormido, con sus ojos angelicales, sueño de niño y una sonrisa pidiendo permiso de realizarla.
Ese día llegó mi primo a cenar, me encontraba preparando la cena mientras mi esposo lo preparaba para el baño, lo envolvió en una toalla y dijo: – ¡Sebastián…! – Grito mi hijo feliz, sus ojos seiluminan cada vez que Sebastián entra por esa puerta, le sonríe, pues a su padre no le hace esas manifestaciones a pesar de convivir los siete días de la semana y todo el año, no hay motivo, decía, pero la realidad era otra: Sebastián a pesar de su diversidad tiene la capacidad de jugar con mi hijo, hacer que tenga imaginación y obedecer, lo que su padre no ha desarrollado, le falta, no tiene tacto,siempre se pelea con él, Oscar lo imita todo; un día antes de esta escena de la cena, un día llegó y cruzó su pierna con tal feminidad que Oscar lo imitó, pasé a su lado y le di una palmada en la espalda indicando que eso que hacia se encontraba mal, se lo dije, mi primo al instante reacciono y se sentó “normal”. Que ciega estoy. Mi hijo lo mira como si fuera su héroe, su dios. Por las noches teniadiscusiones con mi esposo por ese motivo, pero al principio pensé en sus celos fueran exagerados, lo fueron, y esa noche cuando llego todo cambio, en un instante todo cambio, pues Sebastián ha presenciado varias ocasiones los gritos, los golpes y los ojos de miedo de mi Oscar, aterrado y fui testigo en esa noche cómo con rencor de un niño de casi cuatro años decía: – No la quiero. Fue unapuñalada a mi corazón y fue el motivo de explotar esa noche. Estas palabras se las dijo a mi tía, ella me observaba discretamente, como no queriendo hacer caso y sólo respondió: – No digas eso, si quieres a tu mamá, anda, dile cuanto es lo que la quieres, mi hijo me vio y no fue espontaneo el beso dado después, mi tía me vio con ojos de regaño, de enojo, de reclamo. Salió mi esposo del baño con Oscarenvuelto en una toalla, a los minutos salió corriendo hacia mi primo, con los ojos bien abiertos con esa luz que le caracteriza, detrás mi marido secándose el cabello y mi tía, mi madre sentadas en la mesa preparando café instantáneo sin azúcar, pues son diabéticas.
–Sebastián y Oscar vénganse a sentar, Oscar junto de mi y de tu tía, vente. –Ordené a ambos, actitud nada agradable para los demás.Observé a mi tía con ese cariño exagerado, y tal vez con una intención: quererlo, eso me molestaba al grado de decirle al niño que la persona que no tiene disciplina no la quiere, ¡qué mal y qué ciega estoy! Un niño se ama, se le protege y se le respeta, él no quería esa noche que yo lo atendiera, me veía con esos ojos de miedo y rencor sin saber aún el significado de la palabra, mi tía le dio...
tracking img