Japon y el arroz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1767 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Más del 85% de las granjas japonesas cultivan arroz cada año
La cultura del arroz en Japón abarca muchísimos aspectos de la vida cotidiana, económica y social de este país. Actualmente, Japón es el noveno productor mundial de arroz, lo cual no impide que su influencia se haya extendido, dada su larga trayectoria, a todos los ámbitos de la cultura japonesa. El cultivo de secano se introdujo enJapón y Corea, aproximadamente, en el año 1000 a.C. El posterior arroz de inundación en agricultura intensiva fue en Corea entre los años 850 y 500 a.C, y pasó al Japón sobre el año 350 a.C por medio de los yayoi (inmigrantes procedentes del Norte de China, que migraron hacia Corea, desplazando a la población indígena, y que se trasladaron, después, a las islas japonesas.
Durante la mayor partede la historia japonesa, sólo los aristócratas podían permitirse comer arroz, considerándose un plato de lujo, hasta su posterior popularización
Durante el periodo medieval, cuando los impuestos territoriales eran mediados y recaudados en cantidades de arroz, este grano adoptó un status especial como una forma de moneda en el emergente sistema del mercado japonés. De hecho, durante la mayor partede la historia japonesa, sólo los aristócratas podían permitirse comer arroz, considerándose un plato de lujo, hasta su posterior popularización. Pero el poder económico y político del arroz dura hasta la actualidad. Su importancia es considerada tal que, hasta 1995, el estado llevaba un control estricto de todo lo que supusiera su producción, comprando una parte importante de la cosecha, pararegular la oferta y los precios, y extendiendo licencias a personas seleccionadas. Este control fue roto por la Ley de Alimentos Básicos, dando paso a un enfoque de libre mercado.
Simbología popular
Los japoneses se refieren al arroz como su “madre”, y consideran a los agricultores arroceros los guardianes de su cultura y del campo
Desde luego, el respeto y el arraigo de este alimento entre losjaponeses va mucho más allá de todo eso, forma parte intrínseca de la imaginería colectiva, hasta el punto de que los japoneses se refieren al arroz como su “madre”, y consideran a los agricultores arroceros los guardianes de su cultura y del campo. No es de extrañar, pues, que múltiples palabras referentes al arroz vayan acompañadas por el prefijo-o, que se usa, acompañando a los sustantivos,para mostrar respeto hacia los objetos que nombran. Siendo como es uno de los alimentos básicos de la población (en cualquier restaurante, se sirve en la mesa un plato de arroz blanco, al mismo modo que nuestro pan, y llaman al arroz gohan, que significa “comida completa”.). El arroz está íntimamente ligado a todo tipo de celebraciones y es el continente de una simbología especial para el pueblojaponés.
Resulta altamente significativo, por ejemplo, que exista la Fiesta Anual de la Plantación del arroz, que vincula al pueblo con una tradición tan antigua como el cultivo arrocero, en la cual el emperador cumple la misión de presentar la ofrenda del nuevo grano y ofrecérsela a los dioses. El mismo modo, en los rituales religiosos del Año Nuevo Japonés, que dura desde el 29 de Diciembre al 4de Enero, se reza pidiendo abundantes cosechas para el año que comienza, y el pueblo al completo participa en la elaboración de las mochi (tortas confeccionadas a base de pasta de arroz). Incluso existe una fiesta especial para la preparación de estas tortas, denominada mochi tsuki taikai. En cualquier parte del país (desde las zonas más rurales hasta la omnipresente e industrializada Tokio), lagente se reúne para participar en este rito, que muestra la adoración hacia la naturaleza y la importancia del grupo, valores siempre vigentes en la cultura japonesa.
Los Onigiri son muy populares entre los excursionistas y los viajeros, por considerarse poseedores de una gran fuerza espiritual y simbolizadores de la forma del alma.
Por otro lado, las antiguas creencias en los poderes místicos...
tracking img