Jesus destruyo la maldicion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (665 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jesús destruyó la maldición y nos trajo la prosperidad, Él pagó con Su obediencia el precio, pero en nuestra obediencia esta la bendición, porque cuando obedecemos, primero mostramos el amor quesentimos por Él y segundo estamos obedeciendo sus mandamientos, con lo que Dios pone a nuestra voluntad el seguir caminando en maldición o bendición.
En Cristo, la obediencia significa increíblesbendiciones, sin embargo, la desobediencia trae grandes consecuencias, por esto, “Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendiciónespiritual en Cristo” Efesios 1:3
La muerte de Jesús fue para desbaratar el poder de las maldiciones, aunque muchos cristianos las sufren a consecuencias de no haber asumido su posición de hijo de Dios,aun sabiendo que “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)” Gálatas 3:13; o simplemente aconsecuencia de su propia desobediencia y rebeldía, ya que “acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendránsobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán” Deuteronomio 28:15.
Cuando Dios crea al hombre y a la mujer Dios lo creo en un ambiente de prosperidad, Dios le dio todo cuanto necesitaban y aún másde lo que podían necesitar; pero el Diablo, que deseaba ser más fuerte que Dios, no permitiría que la vida de los hijos de Dios sea una vida de prosperidad y por eso actuó en contra del hombre demanera que la prosperidad nos fuese quitada por medio de la desobediencia, por lo que en la desobediencia esta la maldición, y como consecuencia, la falta de prosperidad.
Y es por esto que Dios, en suamor, envió a Jesús para destruir la maldición, y su hijo Jesucristo fue la ofrenda de destrucción, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en...
tracking img