Jose

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (710 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un dos de noviembre de 1999 conocí a Claudia pierina, una mujer dulce como el sabor de sus labios, una mujer pura y sencilla como una flor; unos ojos verdes tan maravillosos que siempre radiaban yque sobresalían de entre todos, que con una sola mirada suya expresaba todo el dominio sobre un hombre, como el pisar el tacón de su taco; unos labios muy bien dibujados y demasiado carnosos que asimple vista daban ganas de servirse de ellos, unas melenas doradas tan suaves como el algodón impregnado en una almohada de salón de vals, que parecían bailar al compas del viento y jamás parar; con unasuave, dulce, envidiosa e impredecible sonrisa perfectamente clara y que siempre proporcionaba amor. Ella era Claudia pierina aquella mujer que conocí cuando naufrague en el muelle de Amor, un muelleindescriptible, hermoso; con unos paisajes dibujados por la naturaleza y aplacados por cientos de personas que venían a observar tan puras y deliciosas maravillas de aquel muelle.
Sentado en lasbancas del muelle, donde por cierto se apreciaba todo el panorama, y disfrutando de la belleza pura del paisaje tomaba la mejor bebida de la isla; el Martini. Ella iba caminando hacia el centro del muelledispuesta a sentarse y observar a los peces nadar; traía puesta un vestido blanco de seda, tan blanco como el color de las nubes en plena mañana, en el cuello un collar de perlas; en la mano unapulsera de oro que era demasiado radiante como el color de sus cabellos o cuando ves salir el sol, con ese primer rayo que impacta los ojos que llores. Llegó al centro del muelle, se sentó y observo a lospeces; entonces decidí ir a verla y dialogar un poco con ella, a ver si así calmaba mis ansias de conocerla y besarle. Cuando llegue a ella no savia que decirle y use las típicas palabras que usa unhombre para saludar a una mujer, por cierto hermosa; le dije:
* ¿Quieres compañía?
Lo que me contesto no lo recuerdo, pero en ese momento tenía el cuerpo inmóvil por el simple hecho de darle...
tracking img