Juan jacobo rousseau

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3201 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan Jacobo Rousseau (1712-1778)
El ginebrísimo Juan Jacobo Rousseau es todavía un representante de la escuela clásica, en la que suele incluírselo. Pero su planteo del contrato social, no como un acontecimiento históricamente acaecido sino como un principio rector de la razón, lo convierte ya en el iniciador de la nueva escuela.
Jean Jacques Rousseau, filósofo y escritor francés, susescritos demostraban su innegable talento.
Rousseau es una de las figuras más grandiosas de la Ilustración ; tal vez de más amplio influjo en la conciencia intelectual posterior. Provenía del pueblo, probaba la suerte intentando varias profesiones, en ninguna encontrando satisfacción, y terminando finalmente como un vagabundo. Como persona estaba lleno de contradicciones. Poniendo mucho más énfasis enla moral nunca se preocupó por los detalles de la misma. Exaltado y apasionado, soñando permanentemente no pudo convivir con la realidad. Era un autodidacta sin una preparación metódica, por eso fue poco precisos en sus escritos, pero sus posturas radicales, el sincero entusiasmo por sus ideas y una pluma talentosa, que tocaba el fondo de los corazones, fueron los elementos que en gran medidahabían recompensado las fallas.
Llegó a París en 1741 donde frecuentó el círculo de los enciclopedistas, con quienes más tarde rompió.
Relacionado primeramente con los enciclopedistas se separó muy pronto de ellos y sostuvo una penosa y amarga lucha con Voltaire .
Rousseau se opone a la idea ilustrada de progreso, puesto que concibe que en la cultura y la civilización radican todos los malesque aquejan al hombre, el cual, siendo bueno por naturaleza, se ha visto conducido a un estado de corrupción. Frente al pensamiento ilustrado, que cifraba en la razón la conquista de la felicidad, Rousseau mantuvo que la dicha sólo se alcanza atendiendo a los propios sentimientos, que permiten recuperar la armonía y justicia perdidas. En toda la obra de Rousseau se aprecia una exaltación delsentimiento, que se refleja en sus teorías sobre la religión, la estética y la educación. En política, afirmó que la sociedad civil es un cuerpo único nacido de un pacto social y defendió sin restricciones la soberanía popular. De su vasta producción cabe resaltar las entradas sobre música de la Enciclopedia, Discurso sobre las Ciencias y las Artes (1750), Discurso sobre el origen de la desigualdad delos hombres (1753), Emilio (1762), El Contrato Social (1762); y desde un punto de vista literario, Ensoñaciones de un paseante solidario (1782) y Confesiones (1782-89).
El pensamiento de Rousseau no es, en efecto, el producto de una especulación racional, sino el resultado de su propia vida frente a todas las resistencias, la expresión de un pensar, al que conviene como en muy pocos otrosfilósofos, el nombre de existencial. Las obras más importantes de Rousseau:

“Discurso sobre las ciencias y las artes” (1750)
Fue la obra que le acarreó celebridad durante su vida. Fue ganadora del Premio de la Academia de Dijon, y había sido escrita como respuesta sobre el tema de la influencia de la renovación de las artes y las ciencias en el desarrollo y elevación de las costumbres. A estoRousseau responde cargado de pesimismo: “Se han corrompido nuestras almas a medida que nuestras ciencias y nuestras artes han avanzado hacia la perfección”.
Rousseau mantiene la hipótesis de que el hombre vivía bien en su estado natural, al que concibe como simple y puro; por oposición, el estado social, del cual ya no hay posible vuelta atrás, lo ha corrompido todo. La sociedad está minada por elvicio, el lujo y la consecuente disolución de las buenas costumbres, la desigualdad de los hombres y el mal ocasionado por la influencia de las instituciones que todo lo regulan.
Para Rousseau, las ciencias y las artes al igual que toda la civilización no aportaban cosa alguna al mejoramiento de las costumbres. Una de las consecuencias de esta condena de la civilización fue la idealización...
tracking img