Karen mi vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3768 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN
CAP 1
EN EL HOGAR PATERNO
Predestinación feliz el haber nacido en la pequeña ciudad de Braunau sobre el Inn, cuya fusión se nos presenta como un cometido vital que bien merece realizarse a todo trance.
La Austria germana debe volver al acervo común de la patria alemana, aun en el caso de que esa unión en el caso de que esta fusión, considerada económicamente, fuera indiferente oresultara incluso perjudicial, debería efectuarse a pesar de todo. Pueblos de la misma sangre se corresponden a una patria común.

Cuando esta insignificante población fue, hace más de cien años, escenario de un trágico suceso que conmovió a toda la Nación alemana, su nombre quedaría inmortalizado por lo menos en los anales de la historia de Alemania. En la época de la más terrible humillaciónimpuesta a nuestra patria, rindió allí su vida el librero de Nürnberg, Johannes Palm, obstinado nacionalista y enemigo de los franceses.

Mi padre era un leal y honrado funcionario. Mi madre, ocupada en los quehaceres del hogar, tuvo siempre para sus hijos invariable y cariñosa solicitud. Poco retiene mi memoria de aquel tiempo, pues pronto mi padre tuvo que abandonar el lugar que había ganado suafecto, para ir a ocupar un nuevo puesto en Passau, es decir, en Alemania. No tenía aún trece años, cuando lió su morral y se marchó del terruño; Ocurría esto el año 50 del pasado siglo. ¡Grave resolución la de lanzarse en busca de lo desconocido, provisto sólo de tres florines! Pero cuando, el adolescente cumplía los diecisiete años y había ya superado su examen de oficial de taller, no estaba, sinembargo, satisfecho de sí mismo. Por el contrario, las largas penurias, la eterna miseria y el sufrimiento reafirmaron su decisión de abandonar el taller para llegar a ser "algo más". Si cuando niño, en la aldea, el señor cura le parecía la expresión de lo más alto humanamente alcanzable, ahora, dentro de su esfera enormemente ampliada por la gran urbe, lo era el funcionario.
Cuando finalmente, ala edad de cincuenta y seis años, se jubiló, no habría podido conformarse a vivir como un desocupado. Y he aquí que en los alrededores de la ciudad austríaca de Lambach adquirió una pequeña propiedad agrícola; la administró personalmente, y así volvió, después de una larga y trabajosa vida, a la actividad originaria de sus antepasados.
Fue sin duda en aquella época cuando forjé mis primerosideales. Mis ajetreos infantiles al aire libre, el largo camino a la escuela y la camaradería que mantenía con muchachos robustos, lo cual era motivo frecuentemente de hondos cuidados para mi madre, pudieron haberme convertido en cualquier cosa menos en un poltrón.

Creo que ya entonces mis dotes oratorias se ejercitaban en altercados más o menos violentos con mis condiscípulos. Me había hecho unpequeño caudillo, que aprendía bien y con facilidad en la escuela, pero que se dejaba tratar difícilmente.
En el estante de libros de mi padre encontré diversas obras militares, entre ellas una edición popular de la guerra franco-prusiana de 1870-71. Desde entonces me entusiasmó, cada vez más, todo lo que tenía alguna relación con la guerra o con la vida militar.
Me preguntaba yo: ¿Por quéAustria no tomó parte en esa guerra junto a Alemania? ¿Por qué mi padre y todos los demás no se batieron también? ¿Acaso no somos todos lo mismo? ¿No formamos todos un único cuerpo? A mis cautelosas preguntas, tuve que oír con íntima sorpresa la respuesta de que no todo alemán tenía la suerte de pertenecer al Reich de Bismarck.
Cuando ahora, después de transcurridos tantos años hago un balanceretrospectivo de aquella época escolar dos hechos resaltan como los más importantes:
1.- me hice nacionalista
2.- aprendí a comprender y a apreciar la historia en su verdadero sentido.

La antigua Austria era un Estado de nacionalidades diversas. Al tratarse del elemento austroalemán solíase confundir con facilidad la dinastía degenerada de los Habsburgo con el núcleo sano del pueblo mismo. La...
tracking img