Koyre alexandre - introduccion a la lectura de platon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 184 (45954 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

Alexandre Koyré Introducción a la lectura de Platón

ALIANZA EDITORIAL El Libro de Bolsillo Alianza Editorial Madrid

2

Título original: Discovering Plato Traductor: Víctor Sánchez de Zavala Columbia University Press, Nueva York Alianza Editorial, S. A., Madrid, 1966 Mártires Concepcionistas, 11. Tel.: 256 5957 Depósito Legal: M. 2.970-7966 Núm. de Registro: 1.959-66 Cubierta:Daniel Gil Impreso en España por Sucesores de Rivadeneyra, S. A. Onésimo Redondo, 26, Madrid.

3

Índice general: Nota del traductor Prólogo de Irwin Edman Primera parte: El diálogo. 1. El diálogo filosófico 2. El Menón 3. El Protágoras 4. El Teeteto Segunda parte: La política. 1. Política y filosofía 2. La ciudad perfecta 3. Las ciudades imperfectas 4. Conclusión Notas

4

Nota del traductorEl original de la presente obra salió a la lux en Nueva York, en 1945, en doble versión, francesa e inglesa (esta última, traducción de Leonora Cohen Rosenfield). Las discrepancias entre ambas, aunque nada despreciables en número, tienen una importancia más bien escasa: consisten, principalmente, además de algunas trasposiciones y unos cuantos traslados de notas al cuerpo del texto, en laeliminación de ciertas observaciones sobre cuestiones de detalle y en el desarrollo o explicitación de expresiones o pasajes acaso demasiado sucintos para el lector ajeno al tema. Nuestra versión se ha realizado a vista constante del original francés, y es rigurosamente acumulativa; es decir, en ella están incluidos todo el texto y las notas de ambas ediciones, exceptuado sólo lo que hubiese sido purarepetición literal. Por otra parte, nos hemos ceñido todo lo posible al original, salvo en un aspecto: cuando el autor se limita a reproducir lo escrito por el pensador, que constituye el centro del libro; esto es, cuando cita a Platón. Pues, en primer lugar, aunque señala (nota 2 de «El diálogo filosófico») que transcribe las versiones aparecidas en la edición greco-francesa de las obrasplatónicas a cargo de la Asociación Guillaume Budé (París, «Les Belles Lettres»), las reproduce con cierta libertad, alterándolas a veces levemente y suprimiendo otras, sin indicación alguna al lector, frases o incisos de los textos transcritos; modificaciones que, en cualquier caso, no parecen justificadas y que, pese a su aparente inocuidad, pueden llegar a extraviar completamente la inteligencia de lafrase original (según sucedía, tanto en inglés como en francés, al final de la cita del Teeteto sobre la figura de los filósofos abismados en las cuestiones cosmológicas). Y a esto hay que añadir que estas mismas versiones, por muy autorizadas que sean, se permiten toda clase de explicitaciones y paráfrasis del texto griego, sin duda porque basta en cada caso una ojeada a la página adyacente paraencontrar la frase exacta de Platón; pero tal embellecimiento, perfilación y adobo de la dicción platónica, que cabría defender en una edición bilingüe de las obras del filósofo, es enteramente falaz cuando los textos así vertidos se citan sin confrontación inmediata posible con el original, pues sustituye el denodado pelear con las palabras (no siempre óptimo ni aun certero), a cuyo través seatisban sus geniales vislumbres o descubrimientos, por un acabado panorama de ideaciones, inagotable manantial de claridad en donde no falte ni una sola distinción, ni el matiz más delicado que no querríamos ver ausente de su divino cálamo. Dicho brevemente, de esta manera se ayuda a convertir de nuevo a Platón, de quien Ortega y Gasset decía que «ha sido el Mississippi de la beatería», endesembocadura predilecta de las más enfervorizadas beaterías de Occidente. Con objeto de no añadir a estos vitandos males los inherentes al traducir por mediación del francés (y ello al castellano, cuya forma actual se asemeja mucho más que la de aquél al griego), hemos vertido, en todos los casos, directamente a nuestra lengua los textos citados, señalando las omisiones con puntos suspensivos (como hace...
tracking img