La angustia del adolescente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1778 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 23 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Titulillo: LA ANGUSTIA DEL ADOLESCENTE

La Angustia del Adolescente
Diana Lucy Durán Bedoya
Medellín
2010







LA ANGUSTIA DEL ADOLESCENTE

En mi experiencia en trabajo con adolescentes he podido percibir que en la actualidad, muchos carecen de expectativas, ya que prácticamente desde que nacen escuchan un discurso post-moderno, que manifiesta, que ya no hayideologías claras y le dan un valor más significativo al éxito económico, que además parece estar reservado para unos pocos; donde el amor y el trabajo son valores que han ido perdiendo importancia.

Estamos en una cultura donde cada día se están creando más necesidades materiales, y si no se consiguen aparece la angustia. Cobra demasiada importancia la apariencia del consumo, los valores deimagen; es un espejismo que alimenta a un nuevo Narciso.

Todo esto los lleva a abrirse a un mundo de aparentes e infinitas posibilidades, de una aparente libertad total de elección y de expresión, pero esa misma libertad paradójicamente encierra a los jóvenes en un agobiante mundo interno de dudas e incertidumbres, enmarcado por un caótico sistema de variaciones socialesinteriorizadas, que luchan entre sí constantemente. Es un proceso inestable subjetivo, que pone en juego una doble transformación de la realidad, que confunde al adolescente.
Situación difícil, que hace, que el adolescente no se encuentre con las inevitables frustraciones que impone la dura realidad, y aparezca la ausencia de un proyecto de futuro, generándoles angustia, la cual los puede llevar abuscar las drogas o el alcohol, sustancias que suelen consumirse por sus efectos “tranquilizantes”, exceso de velocidad o de otro tipo de riesgos, incluido el sexo sin medidas preventivas. O lo contrario, que es el exceso de pasividad: ausencia de deseos, fracaso en los estudios, apatía.
Se nombra constantemente que la adolescencia es una etapa de transición, es decir, etapa pasajera;siendo así, entonces se les debería tener más paciencia, más tolerancia, tanto nosotros los padres como los adultos en general, quienes los rodeamos. Pero, entonces surge la pregunta: ¿Cómo tenerla cuando es tan prolongada y en ella se juega el futuro profesional o laboral de un hijo? , Cómo tenerla cuando los vemos exponerse continuamente a riesgos innecesarios?, cómo tenerla cuando los conflictosse manifiestan en conductas suicidas y los intentos auto agresivos, aun los aparentemente más inocuos.
Cuando de nada sirve nuestra experiencia, porque la experiencia es, por definición, intransferible; cuando de nada sirven nuestros consejos, que a veces bastan para que el adolescente haga exactamente lo contrario; cuando de nada sirven el exceso de rigor ni el exceso de comprensión,porque para alcanzar su identidad el adolescente debe independizarse de sus padres.
Como dice Dolto, Francoise, (1990, P.12) en la Causa de los adolescentes:
“Yo creo que él no le presta a estas palabras la menor atención. Se la prestaría si fuera uno de sus compañeros quien se las dijera. Pero no los padres. Los padres, de todos modos, dejan de ser a sus ojos los valores de referencia”.Los adolescentes de hoy tienen la misma capacidad que los adolescentes de hace cincuenta años, y además tienen avances científicos que les facilitan la vida. El problema es la orientación que están recibiendo de nosotros los adultos (padres, tíos, tías, abuelos, profesores…). Están desorientados y la responsabilidad no es solo de ellos. No se les puede decir: “son unos maleducados o mentirosos”si los que, los educan son los adultos; estos a su vez se están comportando de manera incoherente con lo que piensan, dicen y hacen, y les están enviando mensajes a los jóvenes cada vez mas ambivalentes e incoherentes que los llevan a la confusión y a la angustia.

Teniendo en cuenta que somos los padres quienes desde la niñez nos convertimos en sus modelos a seguir en su evolución de...
tracking img