La argentina neoliberal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1533 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Argentina Neoliberal
La experiencia neoliberal (1976-2001) en Argentina ofrece características interesantes para el análisis, ya que - según nuestro criterio - se trató de un proceso sistemático (con inicio, desarrollo y cierre) perfectamente planeado por un “supra poder” y en el que cada uno de los gobiernos de ese tiempo (más allá de los signos e intencionalidades) cumplió su parte. Suobjetivo primario fue lograr desarticular la matriz de desarrollo que imperaba en el país hasta ese entonces y en la que el Estado actuaba como figura central para el diseño de las principales políticas públicas.
Cuando el ministro de Economía de la Dictadura (Martínez de Hoz) dijo “da lo mismo producir acero que caramelos”, los argentinos fuimos entregados a una idea dominante, incipiente en aquelentonces pero que - con distintos matices - a lo largo de tres décadas, fue creando las condiciones que terminaron en la crisis más profunda de la historia del país.
Aquella idea asignaba a la “lógica” del Mercado (concepto excluyente por definición) una llamativa capacidad para resolver los problemas de la gente a través de la teoría del derrame.
Eficiencia, gestión, modernidad, progreso, éxitoy la ineficiencia del Estado (vaciado en contenido y endeudado en los recursos), se fueron adueñando de los diálogos cotidianos en todos los sectores (aun en los más humildes), hasta llegar a la “panacea” de las privatizaciones (que en realidad fueron desnacionalizaciones) de nuestros recursos estratégicos y de los servicios, considerados hasta aquel momento como “públicos”, logrando el verdaderoobjetivo de la subjetivación planeada: el triunfo del consumidor, la derrota del ciudadano y la pérdida de la noción de ciudadanía.
La historia de esos años (1976-2001) nos muestra que “más mercados” no solucionan los problemas sociales, sino que los agudizan y se torna imprescindible reconocer la necesidad de debatir en profundidad el rol de los dos grandes ausentes de ese tiempo: Estado ySociedad, actores fundamentales para pensar un proyecto común de identidad en cualquier nivel territorial (municipal, provincial o nacional).
Necesitamos una nueva concepción del binomio Estado-Sociedad que posibilite la reconstrucción del “estado de bienestar” que en otro tiempo nos llevó a ser una de las sociedades con mejor calidad de vida en el planeta, lo que demanda una visión política antes que“gerencial” para la conducción del primero.
La irrupción del consumidor en lugar del ciudadano, ha dado origen a una estratificación sin precedentes de los grupos sociales, significando una amplia variedad de intereses no comunes (y hasta muchas veces contrapuestos), que requiere un Estado convocante para lograr acuerdos con criterios de equidad antes que económicos.
Desde esa perspectiva,puede asegurarse que la crisis primero económica, luego social y finalmente política que fragmentó al país en el 2001 (con derivaciones hasta el 2003) no fue algo casual, sino que fue el resultado de condiciones objetivas que se fueron generando desde unos cuántos años antes más precisamente a partir de 1976 .
Esta “ofensiva” neoliberal - que es resistida activamente por movilizacionesintergeneracionales conformadas por estudiantes, obreros y ciudadanos - cuenta con un aparato propagandístico-mediático (también represivo en algunos casos) que busca legitimar las perversas reformas que se intentan imponer al sistema de seguridad social y no sería descabellado pensar que el verdadero objetivo (escondido detrás de tanta “políticas de ajuste”) sea el de privatizar el actual régimen público dejubilaciones, ya que representa varios centenares de miles de millones de euros.
Hechos: En 1974 la Argentina estaba entre los diez países con mayor desarrollo del planeta. El nivel de pobreza de la población llegaba al 2,5 % y el desempleo al 3 %  y su PBI - que representaba el 2,3 % del Producto Bruto Mundial - era un 465 % superior al del promedio del resto de los países del continente...
tracking img