La aventura de los godos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 192 (47800 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan Antonio Cebrián La aventura de los Godos La Esfera de los Libros S.L., 2002 Avenida de Alfonso XIII, 1, bajos. 28002 Madrid Teléf.: 912960200. Diseño de cubierta: Opal. Ilustr. cubierta: M. Degraín La Conversión de Recaredo al Catolicismo, Patrimonio H. Artístico Senado, Madrid. I.S.B.N: 84-9734-027-2 Dep. legal: M.1.557-02 Fotocomposición: Irc, S.L. Impresión: Anzos Encuadernación: HuertasImpreso en España Tercera ed: 01 de 2002 Portada: Juan Antonio Cebrián (Albacete, 1965) es periodista y locutor. Ha realizado, entre otros, los programas de radio La Red, Azul y verde, y el tan recordado Turno de Noche. Actualmente dirige el programa La Rosa de los Vientos en Onda Cero. Ha sido distinguido, dentro de su importante trayectoria, por la Asociación de Corresponsales Diplomáticos conel premio al "Mejor Locutor" (1994) y por el Fondo Mundial de Protección a la Naturaleza Wwf barra Adena, con el galardón a la "Mejor Divulgación" (1998). Es autor de Pasajes de la Historia (2001), de gran éxito editorial. Contraportada: Hubo un tiempo donde sólo mencionar la terrible lista de los reyes godos provocaba el pánico de los enflaquecidos alumnos de la posguerra española. La aridez deeste oscuro capítulo de la historia provocaba enormes cefaleas entre los niños de los años 40 y 50. Sin embargo, tras la turbia enumeración, se encontraba un mundo fascinante, de aventuras propias de cualquier película donde la épica fuera el ingrediente esencial: con intrigas palaciegas, luchas de poder, crímenes y regicidios, con matrimonios venturosos o desdichadas alianzas bajo el signoimperial. Los godos fueron personajes de su tiempo, vieron caer imperios, como el Romano, levantarse otros, como el Musulmán, y construyeron su dominio en el solar de Hispania. En sus tres siglos de supremacía se movieron al dictado de su destino: fueron nómadas, saquearon campos y ciudades, buscaron un territorio al que llamar patria. Lucharon con fiereza por sobrevivir; ninguna generación de godosescapó al hambre o a las guerras. Este libro nos ilumina un tiempo lejano y con él conoceremos a sus legendarios protagonistas: al sanguinario Sigerico; al valiente Walia; al diplomático Eurico; al ambicioso Teodorico; a Gesaleico, cobarde y atribulado; al lascivo Rodrigo; a Chindasvinto y sus conjurados; al intransigente y erudito Sisebuto; a Wamba, que pierde su reino víctima de una pócima... Con Laaventura de los godos se deleitarán al descubrir sorprendentes secuencias de una historia que no es otra que la nuestra.

Este libro está dedicado por varias razones a mi madre, Antonia, una mujer cuya fuerza y tesón escapan de lo probable, así como al equipo y oyentes de mi querido programa La Rosa de los Vientos. Introducción El esperanzado propósito que me mueve al escribir esta obra no essino el de reconciliarme con la historia de mi país. Hubo un tiempo en el que sólo mencionar la terrible lista de los Reyes Godos provocaba el pánico de los enflaquecidos alumnos de la posguerra española. La aridez y la supuesta inutilidad de ese episodio creaban enormes cefaleas entre los niños de los años cuarenta y cincuenta. Poco a poco, el dichoso enunciado monárquico fue quedando relegado alolvido; hoy en día, me atrevería a defender que son muy escasos los que conocen o dominan los avatares de aquellos brumosos siglos. Los godos son algo más que una pesada lista de reyes; fueron testigos de un período asombroso de la crónica histórica mundial, vieron caer imperios como el romano, levantarse otros como el musulmán y, mientras tanto, edificaban un Estado en el solar hispano. En sustres siglos de hegemonía se movieron al compás dictado por el destino, fueron nómadas bárbaros, saquearon campos y ciudades, buscaron desesperadamente un territorio al que llamar patria, y cuando lo encontraron se aferraron a él como un niño a su madre. Lucharon ferozmente por la supervivencia; durante trescientos años ni una sola generación de godos escapó al hambre o a las guerras. Amigos y...
tracking img