La calle del duende

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1670 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CALLE DEL DUENDE

Hoy calle de Fray Alonso de la Veracruz

,La Calle Del DuendeMENOS QUE CALLE es y ha sido, según el testimonio de los más viejos abuelos, un callejón del todo solitario. Casi por ahí no pasa sino los vecinos de la pomposa calle de Fray Alonso de la Veracruz del Sector Nueva España, como hoy se denomina la calle y el antiguo Cuartel Cuarto de la muy noble y leal ciudad deValladolid, hoy Morelia. Situado el callejón de norte a sur comunica la antigua calle Real, después calle Nacional y hoy avenida Madero Oriente, con la calle Fray Bartolomé de las Casas. Le sirve de fondo al norte parte del hermosa fachada del colegio Teresiano de Santa María de Guadalupe, en la actualidad Palacio Federal, y por el sur las casas construidas por el barón de Sorine en la que fuehuerta del convento de San Francisco. No hay en el ninguna casa que llame la atención por su antigüedad o por su arquitectura; porque se han ido renovando poco a poco con detrimento de una de aquellas casitas de tradición colonial con sus ventanas de balcones salientes guarnecidos con barandales de hierro forjado a martillo y labrado en red, con sus perillas de bronce en sus extremidades; su zaguánclaveteado también con rosetones de bronce y un mascaroncillo cuya fantástica lengua servia de llamador. Las canales de cantera semejando caimanes y su fachada coronada con una cornisa sobre la cual se destocaba una serie de almenucas, claramente decía que su primitivo dueño había sido algún hidalgo, algún transplantado de la vieja a la Nueva España para mejorar su fortuna.

Su actual poseedor oarrendatario, pues la crónica pintoresca no lo define a un punto fijo, era tan bajito de cuerpo que no pasaba de vara y media su prominente estatura. Frente espaciosa por desmesurada calvicie, aunque su edad no llegaba a cincuenta años. Ojos pequeños, vivos azules que miraban fijamente cuando serenos, y relampagueaban cuando airados a veces usaban antiparras verdes montadas sobre una nariz más queaguileña, corvina.

Usaba constantemente en toda atención y a todas horas del día amplia capa española y aquel sombrero de copa alta y ancha ala de aquellos tiempos. Prestaba dinero a rédito y cobraba con la mayor puntualidad. No se le conocía mas oficio que estar parado a la puerta de su casa o andar paseándose de una esquina del callejón a guisa del péndulo del reloj mirando curioso quienentraba y quien salía de las casas vecinas. Se llamaba don Regino de la Cueva.

Aparte de una simpática señora entrada en años, que por su estampa e indumentaria parecía muñeca de chaquira y era la esposa de don Regino, tenia una hija linda como una estrella, cimbradora como esbelta palma, de ojos grandes y azules como el cielo, de boca pequeña y roja como cacho de granada fresca, de manos pequeñascon dedos alargados y redondos, de pies diminutos y arqueados y toda su belleza iluminada por el áureo Sol de su rizada y abundante cabellera, de hablar expresivo y sonoro como campanilla de plata. Su nombre era tan hermoso como su persona; se llamaba Gracia de la Cueva. Prefería para sus trajes los colores suaves de la azucena, de la rosa de Castilla y de la violeta, para cubrir su marfilinobusto, las pañoletas de la China.

Los gustos de esta adorable niña era bordar en blanco aquellas telas de lino, la bretaña y la estopilla en forma de percheras de camisa para su padre; bordar con sedas de colores de Damasco, terciopelos y rasos de flores, pájaros y mariposas como paños de tapiz para adorno de su casa. Además cultivaba claveles, jazmines rosales, y campánulas azules. Las macetas declaveles se alineaban a lo largo de la cornisa exterior de la casa; los jazmines y los rosales perfumaban el patio; y las campánulas azules, derramándose por un lienzo de tapia contiguo a la fachada de la casa, ponían en la tristeza del callejón, simpática sonrisa de alegría.

Tenían colgados bajo los corredores y dentro de jaulas de carrizo, canarios, tzentzontles y clarines que lanzaba al...
tracking img