La ciudad de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (958 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CIUDAD DE DIOS
Por San Agustín
Resumen

Ma. del Carmen Alva Pérez

La Ciudad de Dios consta de veintidós libros, considerada una síntesis de la historia universal y divina, sedivide en dos partes: la parte negativa, de carácter político contra los paganos; las otras positivas, que suministran la explicación cristiana de la historia; historia de las ciudades que progresan laúna con la otra y, la una en la otra; y los fines últimos de las dos ciudades.

Los cinco primeros refutan a aquellos que defienden como necesario el culto de muchos dioses y no el de uno, sumo yverdadero, para alcanzar o tener esta felicidad terrera y temporal. Los otros cinco se refieren al orgullo de la doctrina de la salud y creen en la felicidad que se espera después de esta vida, medianteel culto de los demonios y de muchos dioses. A su luz, el vicio se revelará como tal, aunque aquí abajo se presente con el aspecto fascinador de la virtud y la felicidad. Nada seguro se sabe acercade cuándo vendrá ni como se desarrollara. Desde luego, el juez será Cristo glorioso, y la última fase de la historia humana estará muy agitada por la lucha espiritual y por acontecimientos físicosgigantescos; y ciertamente el fin y el juicio representarán una regeneración, una palingenesia del mundo.

Los dos últimos se refieren a la distinción real de las dos ciudades. A la ciudad del mundotocará una eternidad de dolor, a la vez moral y física, eternidad de pena contra la cual no vale ni las objeciones físicas derivadas de la pretendida imposibilidad de fuego que no se consume, ni lasmorales, que dependen de una pregunta desproporcionada entre el pecado temporal y el castigo eterno: la gravedad del cual será, no obstante, proporcionada en intensidad a la entidad de la culpa. Encambio, a los santos quedará reservada la bienaventuranza eterna; no sólo para las almas en la contemplación de Dios, sino para los propios cuerpos que resucitarán a una vida real, aunque diversa de la...
tracking img