La clave del exito de malcolm gladwell

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4157 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MALCOLM GLADWELL
LA CLAVE DEL ÉXITO
Traducción de Inés Belaustegui
TAURUS
PENSAMIENTO
Título original: The Tipping Point. How Little Things Can Make a BigDijference La traducción se publica con la autorización de Espasa Calpe. © Malcolm Gladwell, 2000 © De esta edición: Santillana Ediciones Generales, S. L., 2007 Torrelaguna, 60. 28043 Madrid Teléfono 91 744 90 60 Telefax 91 744 92 24www.tauras.santillana.es
Diseño de cubierta: Mas! Gráfica
ISBN: 978-84-306-0634-4 Dep. Legal: M-189-2007
Printed in Spain - Impreso en España
Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de esta obra sin contar con la autorización de los titulares de la propiedad intelectual. La infracción de los derechosmencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (arts. 270 y sgts. del Código Penal).
A mis padres, Joycey Graham Gladwell
ü r
\
ÍNDICE
INTRODUCCIÓN 11
1. LAS TRES NORMAS DE TODA EPIDEMIA 25
2. LA LEY DE LOS ESPECIALES: CONECTORES, MAVENSY VENDEDORES NATOS 41
3. EL FACTOR DEL GANCHO: BARRIO SÉSAMO, BLÜE 'S CILESY EL VIRUS EDUCATIVO 101
4. EL PODER DELCONTEXTO (PRIMERA PARTE). BERNIE GOETZ Y LA ASCENSIÓN Y CAÍDA DEL
CRIMEN EN NUEVA YORK 149
5. EL PODER DEL CONTEXTO ( SEGUNDA PARTE ).
150, UN NÚMERO MÁGICO 187
6. TRABAJOS DE CAMPO (PRIMERA PARTE) . RUMORES,
ZAPATOS DE LONA Y EL PODER DE LA TRADUCCIÓN ..211
7. TRABAJOS DE CAMPO (SEGUNDA PARTE) . SUICIDIO, TABACO Y LA BÚSQUEDA DEL CIGARRILLO NO ADICTIVO 235
8. CONCLUSIÓN. CONCENTRARSE,COMPROBARYIENEREE 273
EPÍLOGO. LECCIONES DEL MUNDO REAL 281
NOTAS 303
AGRADECIMIENTOS 323
ÍNDICE ANALÍTICO 325
f
INTRODUCCIÓN
A finales de 1994 y comienzos de 1995 la marca Hush Puppies, la de los clásicos zapatos de ante afelpado y suela de crepé, alcanzó el punto clave. Hasta entonces había permanecido casi en el olvido. Las ventas se habían redu¬cido hasta los treinta mil pares al año,y casi se limitaban a tiendas y comercios de pueblos o ciudades pequeñas. Wolverine, la empresa fabricante, estaba planteándose re¬tirar los Hush Puppies, que tan famosos habían sido en su momento. Pero, de pronto, sucedió algo insólito. Dos eje¬cutivos de la marca (Owen Baxter y Geoffrey Lewis) se en¬contraron, en una sesión de fotos, con un estilista de Nue¬va York que les dijo que los clásicosHush Puppies estaban haciendo furor en los sitios de moda de Manhattan. «Nos explicó —-cuenta Baxter— que en el Village, en el barrio de Soho, había tiendas de segunda mano que estaban vendiendo montones de Hush Puppies. Los dueños los adquirían en los pequeños comercios tradicionales que aún recibían pedidos.» Al principio se quedaron perple¬jos. No tenía sentido que unos zapatos tan claramentepa¬sados de moda volvieran de pronto con tanto tirón. «Nos contaron que el propio Isaac Mizrahi los llevaba —dice Lewis—. Bueno, tengo que confesar que en aquel mo¬mento no tenía ni idea de quién era este señor.»
En el otoño de 1995 empezaron a pasar cosas a toda ve¬locidad. Primero contactó con ellos el diseñador John Bartlett, diciendo que quería usar Hush Puppies en su co¬lección de primavera.Luego llamó Anna Sui, otra diseña¬dora de Manhattan, que también quería sacarlos en sus pases. El diseñador Joel Fitzgerald, de Los Angeles, puso en el tejado de su tienda de Hollywood un basset hincha- ble de siete metros y medio, el emblema de la marca, y ad¬quirió la galería de arte que tenía al lado para reconver¬tirla en boutique dedicada en exclusiva a Hush Puppies. Durante las obras dereforma del local entró el actor Pee- wee Hermán pidiendo ya dos pares. «La noticia había co¬rrido de boca en boca», recuerda Fitzgerald.
En 1995 la empresa vendió 430.000 pares del modelo clá¬sico, el año siguiente vendió el cuádruple y al otro aumentó todavía más las ventas, hasta que Hush Puppies volvió a con¬vertirse en pieza imprescindible del armario de todos los jóvenes estadounidenses. En...
tracking img