La columna de hierro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12397 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 9 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]
“El poder y la ley no son sinónimos.
La verdad es que con frecuencia se encuentran
En irreductible oposición”

Cicerón

Inicio con ésta frase del personaje de a continuación se describe

A Manera de prologo, he de decir que hasta antes de leer el Libro de la Columna de Hierro, no había escuchado y leído en algún algo que me hiciera reflexionar tanto con respecto a la situación quese vive en nuestra sociedad. El poder y la ley no son sinónimos dijo Cicerón.

Quien fue ese tal Cicerón que hasta hoy lo conozco, digo lo conozco porque aunque en algún momento debí haber leído algo a cerca de la cultura romana y sin embargo tal vez nunca había puesto atención en un personaje como Marco Tulio Cicerón

Escritor, político y orador, Marco Tulio Cicerón pertenecía a una familiaacomodada y fue uno de los hombres más brillantes de la época de Julio César, en el primer siglo antes de Cristo.

Agudo analista del mundo que le rodeaba, Cicerón fue también
una persona adelantada a su tiempo cuya clarividencia le hizo ganarse tantos amigos como enemigos.

Marco Tulio Cicerón (en latín Marcus Tullius Cicero, 3 de enero del 106 a. C. - 7 de diciembre del 43 a. C.)

Fue unjurista, político, filósofo, escritor y orador romano. Es considerado uno de los más grandes retóricos y estilistas de la prosa en latín de la República romana.

Reconocido como uno de los más importantes autores de la historia romana, es responsable de la introducción de las más célebres escuelas filosóficas helenas en la literatura republicana, así como de la creación de un vocabulariofilosófico en latín.

Gran orador y reputado letrado, Cicerón centró toda su atención en su carrera política. Hoy en día es recordado por sus escritos de carácter humanista, filosófico y político. Sus cartas, la mayoría enviadas a Ático, alcanzaron un enorme reconocimiento por la introducción de un depurado estilo epistolar en la literatura europea.

Constituido en uno de los máximos defensores delsistema republicano tradicional, combatió como pudo la dictadura de César. No obstante, durante su propia carrera no dudó en cambiar de postura dependiendo del clima político.

Marco Tulio Cicerón, dio un respingo cuando su médico le puso sobre su pecho el emplasto caliente y con la voz más bien regañona de un medio invalido, pregunto:
¿Qué es esta porquería?, “- Grasa de buitre- contesto elmédico con tono orgulloso”. . .

Así inicia esta historia donde Marco Tulio Cicerón II, hijo de Marco Tulio Cicerón I, pasa por una congestión pulmonar, causada por las bajas temperaturas del lugar donde vivía con su esposa Helvia y su padre un viejo soldado romano que había adquirido aquella isla de Arpinum, Marco Tulio padecía constantemente de enfermedades como la malaria o relacionadas con lasvías respiratorias.

Su esposa Helvía esperaba a su primer hijo y el se sentía muy enfermo como para estar con ella, sin embargo su padre llego hasta su habitación para preguntar de su salud, pero Marco Tulio fingió dormir al escuchar que su padre se acercaba, “se que no estás dormido le dijo”, “debes estar con tu esposa ya que pronto dará a luz”, a regaña dientes Marco Tulio se incorporo, no sinquejarse de sus dolores en el pecho y exagerando el frío que sentía, llego hasta la habitación donde se encontraba su esposa quien ya era asistida por el médico y sus esclavas.

Hervía era una mujer fuerte, prudente, organizada y muy buena administradora, era ella quien llevaba la administración de los gastos y la contabilidad de la familia, toda vez que Marco Tulio debido a su constanteenfermedad se había desobligado de tales obligaciones, dedicándose a la meditación y la lectura de sus libros de teología, constantemente pensaba en el dios pero no en el dios romano, sino en un dios que no distinguía razas ni pueblos era un dios universal, pero sobre todo pensaba en el dios salvador, aquel que entregaría su vida para la salvación de los hombres, aquel dios que vendría a salvar a su...
tracking img